lunes, junio 24, 2024
22.2 C
Burgos

Dani Arce se tiene que conformar con un quinto puesto en Roma

El atleta burgalés buscaba la medalla en el Europeo y partía con la mejor marca continental del año pero un resfriado y el esfuerzo de la semifinal mermaron sus posibilidades.

No pudo ser y Dani Arce se quedó sin la ansiada medalla que buscaba en el 3.000 obstáculos del Europeo de Roma después de ser quinto de la final con 8’16”70. La gran triunfadora de la noche fue Francia, con un doblete de Alexis Miellet, oro con 8’14”01 y Dijali Bedrani, plata con 8’14”36. El bronce fue para el alemán Karl Bebendorf con 8’14”41. Este año, Arce compitió en las Diamond League de Doha y Marrakech, donde fue sexto y quinto, respectivamente, y donde se consolidó dentro de la élite mundial.

Esta vez no pudo ser, pero el burgalés no perdía su sonrisa en la zona mixta de declaraciones a los medios de comunicación: “Cuando vienes a un campeonato como este con la mejor marca, te vigilan. Tienes muchos ojos detrás. Yo vine a por a por el oro. Sabía que podía ganarme mucha gente, pero hay que quedarse con lo bueno. Siempre estoy aquí, en muy buenas marcas y he luchado por todo”, explicó el burgalés que se resfrió esta semana y no pudo recuperarse tampoco del esfuerzo que le supuso la final.

Dani Arce debutaba en unos Juegos Olímpicos en Tokio 2020, donde no pudo pasar de la primera ronda. En su historial constan también tres participaciones en campeonatos del mundo, donde tiene como mejor posición una novena plaza en la final tanto en Oregón como en Budapest. A diferencia de otros atletas, su explosión fue tardía, siendo la temporada 2019 -con 27 años- la de su consagración definitiva como un obstaculista con el nivel suficiente para participar en cualquier campeonato.

- Más noticias -