jueves, mayo 23, 2024
7.2 C
Burgos

Los derbis se ganan

Comentario de opinión de Jairo Velasco sobre la actualidad del Burgos CF

Lo del domingo no fue un partido más. Un derbi no por proximidad geográfica pero si por rivalidad, que además esta temporada venía aderezado con el componente del “play-off”; Ingredientes más que suficientes para asegurar un espectáculo de otra categoría y así lo entendieron dos aficiones que desde hace quince días colgaron el cartel de no hay billetes.

Un recibimiento a la altura, que solo con recordarlo eriza el vello de nuevo y que plasma la energía de una hinchada que este año ha decidido seguir creyendo, y que seguirá creyendo hasta que sea matemáticamente imposible. Porque grada y equipo se retroalimentan, pareciendo ir por momentos al unísono, acompasados y conscientes de que esa simbiosis crea una sintonía de época. 

No fue larga la espera cuando a los treinta segundos de partido supimos perfectamente que los jugadores también sintieron la importancia del momento. El equipo salió nuevamente en modo huracán, ahogando al rival y sin dar oportunidad a que amainara el temporal; Y así llegó el primero, obra de todos, premio a una atmósfera hasta el momento difícilmente mejorable, digna de la oportunidad que tenemos enfrente. 

Desgraciadamente lo que vino después hizo perder la atención sobre lo que pasaba en el verde. Me causa bastante tristeza tener que mencionar esto, pero puede que no esté de más hacer un alegato para dejar de normalizar lo que vivimos. Dejando a un lado rivalidades deportivas e incluso históricas, no podemos olvidar que es un partido de fútbol, un estadio repleto de niños que tuvieron que presenciar el nulo civismo de quienes se empeñan en sacar lo más básico del ser humano simplemente por animadversión a unos colores. No tiene ningún sentido ni lógica y ya llevamos unas cuantas este año. Responsabilidad y sensatez individual. 

Pese a la turbidez del momento, a la que además se sumó el gol visitante, el objetivo estaba claro y los nuestros multiplicaron esfuerzos para abstraerse de todo y resultar omnipresentes en el verde; Guerreros blanquinegros que no pararon de bregar en cada duelo, como si fuera el último del partido. Lucha y entrega acompañadas de calidad y criterio que hicieron el deleite de los que abarrotábamos las gradas, aportando también nuestro granito de arena desde nuestras localidades.

Carácter y personalidad de todos y cada uno que ayer se enfundaron la elástica burgalesista, destacando a un Joni Montiel que el domingo demostró que clase de jugador es. Sin ser su mejor posición y sin tener la mejor dinámica se puso el mono de trabajo, sumando recuperaciones y aportando clarividencia al ataque del Burgos. Para el recuerdo la asistencia en el incomprensiblemente gol anulado a Fer Niño, en el que después de más de veinte pases se decide que ese milimétrico fuera de juego tiene suficiente influencia en la jugada como para anularla. 

El destino nos debía una. Muchos partidos en lo que merecimos más y no pudo ser, sensaciones agridulces por maniatar a los gallitos de la categoría pero sin la capacidad suficiente para hacerles morder el polvo, cascadas de ocasiones que por una razón u otra no acababan tocando red y nos privaban de explotar de éxtasis. Pero ayer fue el día. 

Pocas sensaciones pueden saber mejor a ese penalti de Curro. Tensión y plegarias que se convierten en una algazara que se pudo oír desde todos los puntos de la ciudad, porque no fue solo el gol del dieciséis, fue el gol de Burgos. Abrazos con desconocidos que sientes familia, porque el sentimiento hay que entenderlo de esa manera, una unión que a todos hace más fuertes. 

Y si después del partido de La Cerámica todo podía parecer perdido, la motivación ha vuelto a cada uno de nosotros. La montaña rusa de la que hablábamos al principio de temporada no ha parado de darnos frenazos y acelerones y puede que el derbi burgalés nos dé el empuje suficiente para afrontar la recta final a toda velocidad. Próxima parada: Anduva. 

- Más noticias del Burgos C.F. -

Aitor Córdoba: “En los momentos clave no supimos dar con la...

El defensa del Burgos CF acaba de cumplir 29 años y destaca la buena temporada del equipo blanquinegro pese a que los resultados no...

Ces´t fini