lunes, junio 24, 2024
22.2 C
Burgos

77-80. La ACB tendrá que esperar

San Pablo pierde con Lleida y el baloncesto burgalés se despide de las opciones de ascenso

Fotografías: SPB / Cintia Cortés

El Longevida San Pablo Burgos vuelve a revivir otra de sus pesadillas. Perdió ante Lleida en un duelo que por momentos parecía tener controlado, sobre todo en la primera mitad, pero que se fue torciendo tras el descanso y terminó con el peor de los guiones posibles. Los de Encuentra supieron jugar sus bazas, y tuvieron en Lobo y Krutwig, con 18 y 12 puntos, sus principales baluartes. Pero quizá su mayor valor fue la templanza en los últimos compases del duelo, donde demostró mayor serenidad que un San Pablo a quien le pudo afectar la presión del favoritismo y a quien le costó encontrar fluidez en el juego en el último tramo de un partido en el que trataron de sacar adelante con individualidades pero no fue suficiente. Tuvo en Corbalán, con 19 puntos y 20 de valoración su mejor jugador, al igual que importantes fueron los 12 puntos de Fischer y Vene, pero echó en falta la aportación de jugadores como Lapornik y Barrera, este último con apenas protagonismo en el día de hoy. El partido tuvo dos fases, la primera donde los burgaleses estuvieron bien en la pista aunque no supieron aprovechar los momentos de superioridad, y una segunda fase donde los ilerdenses estuvieron mejor en la pista. Les fue suficiente a los catalanes, que tendrán mañana la opción de ascender frente a Estudiantes.

Apostó Cuspinera de nuevo por salir de inicio con Speight y Corbalán, y en un arranque con alternancias en el marcador era la conexión del argentino con Fischer la que permitía al San Pablo tomar ventaja (7-6). Ristic hacía sudar a la defensa de un Lleida que se veía seis puntos abajo (12-6), pero que reaccionaba con los puntos de Lobo. Aparecía Rosa desde el exterior para ampliar distancias en los de Cuspinera, que llegaban a tener hasta siete puntos (18-11), pero los tiros libres y un triple de Lobo dejaban la diferencia en dos puntos (18-16). Seguían siendo tanto Ristic como Lobo los más acertados en ataque en un cuarto que terminaba con los burgaleses dos puntos arriba (20-18).

Fischer seguía siendo un puntal en el juego interior del conjunto burgalés, que sin embargo no lograba frenar en defensa a un Krutwig que con su anotación dejaba a los suyos a tan solo un punto (25-24). Tenía que aparecer Corbalán para anotar dos triples seguidos que obligaban al técnico Encuentra a parar el partido (31-24). Los burgaleses despegaban hasta los nueve puntos, pero de nuevo Lobo sumaba seis puntos para recortar la diferencia (35-30). La defensa ilerdense en toda pista hacía sufrir a un San Pablo que vivía sus peores minutos en pista y que llegaba al descanso con los mismo dos puntos de ventaja con los que inició el cuarto (37-35).

Una canasta de Fischer en el inicio del tercer cuarto fue lo mejor del San Pablo en el inicio del mismo, pues acto seguido cometía su tercera personal. Los burgaleses se mantenían por delante hasta por seis puntos tras un triple de Corbalán (43-37), pero dos triples de Matulionis iniciaban un parcial de 0-8 con el que los ilerdenses daban la vuelta al marcador (43-45). Vene lograba contrarrestar desde el exterior, y dos triples suyos devolvían la ventaja al bando azulón que lograba distanciarse hasta los cinco puntos rebasado el ecuador del parcial (53-48). De nuevo el juego interior de Lleida salía a escena, y entre Simeunovic y Kuath, volvían a estar en ventaja (53-55). San Pablo se encomendaba a la anotación de Lapornik, pero no era capaz de frenar a Kuath en defensa y el cuarto terminaba con tablas en el marcador (60-60).

Seguía la alternancia en el marcador en el arranque del último cuarto. El técnico catalán veía su segunda técnica y era descalificado. Tras el tiro libre anotado por Speight (63-61), parecía que los burgaleses podían ampliar distancias, pero un triple de Vega se encargaba de lo contrario (63-64). De nuevo entre Speight y Corbalán dejaban a los burgaleses con cuatro puntos de ventaja, pero la cuarta personal del argentino dejaba en el alambre a los de Cuspinera (70-66). Primero Lobo, y luego Matulionis con un dos más uno volvía a dejar a San Pablo tocado (70-71). Jiménez primero, y luego Vene desde el triple daban aire al equipo burgalés (75-73), pero las ideas en ataques se difuminaban y lo aprovechaban primero Hasbrouck, y luego Krutwig para dejar de cara el partido para sus intereses (77-78). Más si cabe cuando una pérdida de Speight era aprovechada por Villar para dejar a tres puntos a los azulones a falta de 49 segundos (77-80). Lapornik se la jugaba sin éxito desde el perímetro, y aún así llegaron con posesión para empatar los burgaleses, pero en el último intento un resbalón de Corbalán echó por tierra las ilusiones del aficionado burgalés y dejó a Lleida el pase a la final.

Ilerdenses y colegiales se jugarán el ascenso, mientras que San Pablo deberá pensar ya en su tercera campaña en la segunda categoría del baloncesto español.

FICHA TECNICA

LONGEVIDA SAN PABLO BURGOS 77 – 80 ICG FORÇA LLEIDA

Parciales: 20-18 / 17-17 / 23-25 / 17-20

Longevida San Pablo Burgos (77): M. Speight (5), E. Atic (5), A. Barrera (0), G. Corbalán (19), A. Vene (12), J. Kasibabu (0), D. Ristic (8), I. Rosa (6), M. Jiménez (5), M. Lapornik (5), R. Rogic (0) y L. Fischer (12). Entrenador: Jota Cuspinera

ICG Força Lleida (80): D. Brito (1), O. Matulionis (13), R. Villar (5), D. Cuellar (0), J. Vega (6), J. Lobo (18), K. Kuath (7), N. Varela (1), C. Krutwig (12), M. Ogunsipe (-), D. Simeunovic (10) y K. Hasbrouck (7). Entrenador: Gerard Encuentra.

Árbitros: Carlos Javier García León, Paula Lema Parga y Javier Ávila Zurita.

Incidencias: Segunda semifinal de la Final Four de ascenso a Liga Endesa, disputado en un Madrid Arena con una media entrada, teniendo mucha más representación en las gradas el conjunto burgalés.

- Más noticias de la LEB Oro -

Emocionada despedida de Diego Ocampo: “Mi decisión es un reto”

El hasta ahora técnico del Tizona Burgos ha escrito una de las páginas más brillantes del Club burgalés en su nueva etapa. FOTOS: Jairo...