lunes, marzo 4, 2024
6.2 C
Burgos

La hora de la reflexión, el realismo y sobre todo el apoyo

El Burgos Club de Fútbol atraviesa un momento delicado por malos resultados y la afición busca respuestas a lo que está pasando.

Anda el aficionado blanquinegro bastante alborotado por los malos resultados del Burgos Club de Fútbol en la segunda vuelta y sobre todo por los dos últimos varapalos, ante la Ponferradina y ante el Mirandés. Un punto en dos partidos que podían ser claves para engancharse a la lucha por el sexto puesto y que el Burgos no ha sumado sembrando dudas su juego y estado de forma.

Especialmente mal ha sentado, y es comprensible, perder el derbi ante el Mirandés porque la afición esperaba un Burgos mucho más enchufado al partido y tras el caramelo en la boca del gol de Curro, vino la decepción de un equipo frágil en defensa, con poca concentración y escasa capacidad de reacción.

En realidad la historia viene de atrás. Desde las navidades el Burgos no ha sido el mismo, el Burgos de Mendizorroza ya presagiaba poco bueno si no cambiaban las cosas. Y no cambiaron. El Burgos fue un equipo diferente al que se pudo ver y admirar en la primera vuelta, jugando a ráfagas, menos intenso, con perdida de la disciplina defensiva, que había sido su fuerte y sin apenas recursos en ataque. Las bajas de algunos jugadores, más largas de lo previsto en muchos casos, también mermaron las opciones blanquinegras.

Pero pese a todas las dificultades y el bajón en juego y resultados, el Burgos se iba manteniendo en los primeros puestos porque el resto de equipos también tenía sus crisis. Claro que una racha tan larga como la del Burgos y con tantas oportunidades perdidas, es complicado de asumir. La derrota en Ibiza, con un juego para olvidar, el empate ante el Sporting, con numerosas ocasiones desperdiciadas, los dos goles encajados en un minuto en Huesca al filo del descanso, el empate en casa ante la Ponferradina, con el partido ganado a falta de dos minutos para el final y la derrota en el derbi, han disparado los comentarios, las dudas y las críticas por lo que está sucediendo.

Pero es momento de apretar los dientes y no venirse abajo, lo que le pasa al Burgos les ha pasado a otros equipos muchas veces, nada es nuevo en el fútbol y se debe mirar hacia adelante. Los diagnósticos de lo que le pasa al Burgos son muy variados y no les vamos a repetir aquí, remito a los lectores al último programa Tiempo Extra de nuestro canal YouTube, titulado, “El despertar de un sueño”. Es mejor ya centrarse en lo que deben ser los últimos cinco partidos de la temporada.

Está claro que nadie desea romper la buena imagen ofrecida durante la primer vuelta por un final no esperado y quizá decepcionante. Pero no es justo dejar de valorar lo que este equipo ha hecho durante el primer tramo de la liga y hay que quedarse con que el objetivo de la temporada se ha cumplido y que quedan cinco partidos en los que el equipo debe reaccionar, sacar el genio y la fuerza de donde pueda, reivindicarse como el buen equipo que han demostrado ser y acabar con la máxima dignidad la temporada. Sobre todo cuando todavía hay en juego, no solo la buena o mala imagen, sino también mucho dinero dependiendo del puesto final que ocupe el equipo y que puede ser muy importante de cara al presupuesto de la próxima temporada.

Lamerse las heridas no sirve de nada, es hora de mirar hacia adelante. La afición va a estar ahí hasta el final, los que nunca fallan estarán apoyando, porque algunos solo lo hacen cuando el equipo va bien, pero en estos momentos es cuando realmente hace falta todo el apoyo para levantar el equipo. Y así será.

Toca resetear y ver lo bueno de lo que está por venir.

- Más noticias del Burgos C.F. -

Bolo: “Es muy bonito ver ahora la clasificación, pero cuando vale...

El entrenador del Burgos CF, Jon Pérez Bolo, valora la importante victoria del Burgos en El Plantío ante el Cartagena, que por primera vez...

3-0 Copos de play-off