lunes, febrero 26, 2024
6.2 C
Burgos

2-1 Derrota pese a las buenas sensaciones

Tres minutos fatídicos supuso al equipo rojillo encajar dos goles que fueron determinantes pese a que Camello marcaba en el descuento.

El fútbol son goles. Por mucho que domines el juego y llegues con cierto peligro, si no aciertas en el remate es difícil llevarse la victoria. El Mirandés dominó durante varios minutos al Almería, pero el conjunto andaluz fue mucho más certero en el área (2-1). Etxeberria varió el sistema como era previsible. Apostó por un 4-2-3-1 con Meseguer y Oriol Rey en la sala de máquinas. A la parcela ofensiva regresaron Íñigo Vicente y ‘Roro’ Riquelme. El cuadro andaluz avisó con un testarazo de Samú tras la salida de un córner que atrapó Lizoain con dificultades.

Acto seguido, Ramazani estuvo a punto de aprovechar un regalo de Oriol Rey en la salida de balón. El extremo belga disparó por encima del travesaño. Trató de reaccionar el conjunto jabato. Íñigo Vicente buscó el gol con un lanzamiento con rosca que no encontró portería. El Almería insistió en los primeros compases. Robertone falló de manera incomprensible cuando se encontraba delante del marco. El balón se marchó por encima del larguero después de recibir la asistencia de Ramazani.

Los pupilos de Etxeberi frenaron el ímpetu inicial de los rojiblancos. Incluso llegaron con criterio a las inmediaciones del área, aunque sin remate. Camello intentó sorprender a Fernando con un remate que trató de buscar el palo izquierdo. El cuero se estrelló en el lateral de la red. El Mirandés se adueñó del balón, pero a los jabatos les faltó mayor precisión en los últimos metros para hacer más daño a la zaga almeriense.

El segundo tiempo dio inicio con un remate cruzado de Sadiq que no puso en aprietos al cancerbero. El atacante nigeriano pudo adelantar a su equipo poco después. Lizoain evitó ‘in extremis” la diana. Los ojillos continuaron atacando con paciencia. Camello estuvo a punto de aprovechar un envío milimétrico de Íñigo Vicente. Finalmente, el disparo tropezó en un defensor. El Almería necesitó muy poco para ponerse en ventaja. Sadig recibió la pelota en una franca posición, nadie le inquietó en el disparo que terminó colándose muy pegado al poste derecho (1-0).

Tres minutos más tarde llegó el segundo. Grave error de Lizoain que entregó el cuero a Dyego Sousa. Sadig aprovechó el pase de su compañero para definir por encima del canario (2-0). El preparador guipuzcoano introdujo cambios al final en busca de un gol que devolviese la emoción al partido. Sin embargo, el Almería pudo ampliar la renta con un remate de Arnau que se estrelló en el travesaño. Camello tuvo en sus botas el tanto tras una preciosa maniobra de Hassan en banda derecha. El jugador madrileño
hizo el tanto del honor (2-1). Fernando detuvo el postrero penalti lanzado por Íñigo Vicente, pero Camello marcó en el rechace. Etxeberria tiene trabajo por delante, pero al menos las sensaciones ofrecidos durante varios minutos invitan al optimismo.

Ficha técnica:

ALMERÍA: Fernando; Pozo, Chumi, Babic, Akieme; Samú, De la Hoz (Arnau, min. 63); Ramazani (Eguaras, min. 71), Robertone (Dyego Sousa, min. 71), Portillo (Lazo, min. 63); y Sadiq (Curro, min. 83).

MIRANDÉS: Lizoain; Carreira, Jorge Sáenz, Arroyo, García de Albéniz; Meseguer (Álex López, min. 74), Oriol Rey; ‘Roro’ Riquelme (Hassan, min. 74), Íñigo Vicente, Brugué (Marqués, min. 80); y Camello.

ÁRBITRO: Gorostegui Fernández (País Vasco). Amonestó en el bando local a De la Hoz (42), Portillo (45) y Samú (88); y por parte visitante a Camello (40) y Oriol Rey (45″).

VAR: Pulido Santana (Las Palmas).

GOLES: 1-0 Sadiq, min. 69; 2-0 Sadiq, min. 72; 2-1 Camello, min. 99

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la jornada 28 en LaLiga SmartBank disputado en el estadio de los Juegos Mediterráneos ante la presencia de 8.432 espectadores.


- Más noticias del C.D.Mirandés -

Alfredo de Miguel se plantea vender el Mirandés

El presidente del Mirandés asegura que no puede seguir adelante si el Ayuntamiento no colabora más en la construcción de una nueva tribuna...