sábado, febrero 24, 2024
6.2 C
Burgos

Tres semanas que pueden marcar el rumbo del Burgos CF

El equipo blanquinegro se enfrenta a rivales directos en los próximos días y además tiene que resolver la segunda eliminatoria de la Copa del Rey.

La competición liguera en la Segunda División entra en la recta final de la primera vuelta que marca ya una posición importante en los equipos participantes. El Burgos CF afronta en las próximas semanas una serie de partidos muy importantes ante equipos que son rivales directos en su objetivo de lograr la permanencia en la categoría.

El primer eslabón de este recorrido es el Amorebieta, conjunto al que se enfrenta el próximo domingo a las 21,00 h. Un rival en la zona baja de la tabla, pero que mejora en sus partidos de casa y que pondrá las cosas difíciles a un Burgos que vuelve a examinarse en un partido fuera de casa, que no se le dan muy bien.

Una semana después llegará el derbi provincial ante el Mirandés. Un partido que se jugará en El Plantío y que es muy especial para las dos aficiones. El Mirandés y el Burgos van muy igualados en la clasificación y una victoria de uno o de otro, puede suponer quedar por encima o por debajo del rival. En cualquier caso, otro encuentro ante un rival directo, cuyo objetivo es también sumar cuanto antes los 50 puntos, que suelen marcar la permanencia en la categoría.

Y el tercer partido tendrá también su importancia y hasta un saborcillo especial motivado porque quien entrena al Cartagena, actual colista de la categoría, es Julián Calero, al que la afición burgalesa no olvida y para el que también recibir al Burgos CF tendrá mucho de especial. El Cartagena lucha por salir de su difícil situación y buscará ante el Burgos tres puntos imprescindibles.

De lo que suceda en estos partidos dependerá el rumbo que tomará el Burgos. Son tres encuentros muy importantes, que de sumar victorias, supondría seguir en puestos tranquilos de la tabla, incluso con miras a la zona alta, y demostrar que el equipo está preparado para la segunda vuelta, con el afán de no pasar apuros.

No queremos ni imaginar, lo que supondría fallar ante estos rivales, que no por ser de la zona baja, serán más sencillos de batir, ya que metería al Burgos CF de lleno en problemas, para iniciar unas segunda vuelta con muchas necesidades y la confianza seriamente tocada.

Antes de acabar el año, el Burgos viajará a Barcelona para enfrentarse a uno de los favoritos al ascenso, el Español. Pero este partido no debe ser tan trascendente como los tres anteriores, en los que hay más que tres puntos en juego.

Y si a todo esto añadimos, que el miércoles 6 de diciembre el Burgos afronta la segunda eliminatoria de Copa del Rey en tierras gallegas ante el Arenteiro, tenemos el coctel completo de tres semanas en las que hay mucho en juego. La Copa del Rey debe ser también un estímulo para la plantilla de jugadores, que pueden ofrecerle a la afición ver en El Plantío un equipo de Primera División, con todo lo que ello supone además de escaparate para el Club y los propios jugadores.

En definitiva, mucho por delante, que esperamos que sea positivo. Más nos vale.

- Más noticias del Burgos C.F. -

El BCF Promesas disputa el miniderbi en Castañares

(Fotografía: Burgos CF) El Burgos CF Promesas competirá el miniderbi frente al CD Mirandés B, este sábado 24 de febrero, desde las 17:00 horas, en...