jueves, febrero 22, 2024
9.2 C
Burgos

Kiplimo y Chebet, los dos grandes favoritos del Cross de Atapuerca

La prueba se desarrolla este domingo en circuito del parque arqueológico de Atapuerca con una participación cercana a los 4000 atletas.

El ugandés Jacob Kiplimo y la keniata Beatrice Chebet son las rutilantes estrellas del 19º Cross Internacional de Atapuerca, encuadrado como ya es costumbre en la máxima categoría, ‘Gold’ del Cicuito de Campo a través de World Athletics. Una vez más, los Yacimientos de la Sierra de Atapuerca serán mudos testigos de una gran fiesta atlética a partir de las 9:30h, que contará con nada menos que 2.500 chavales entre las categorías Sub10 a Sub16, 595 federados entre Sub18, Sub20, Máster y Absoluta y 684 en la popular.

Entre la élite, será Chebet quien primero luzca su talento sobre los 8.000m de la prueba femenina a las 12:45 h. Nacida ya en este siglo, la keniata atesora a sus 23 años un orondo palmarés que incluye dos títulos mundiales, ambos cosechados este año.

En marzo se adueñó de uno de los tronos más complicados de atrapar, el de campo a través, esa especialidad en la que confluyen especialistas que van desde los 1.500 hasta el maratón, encareciendo así de forma exponencial la consecución de metales. Tras su brillante invierno, Chebet sobresalió también en pista, parando el crono en unos estratosféricos 14:05.92 que hubieran sido plusmarca mundial hasta junio de este año y confirmó su conspicuo nivel en el Mundial de Budapest llevándose el bronce, un año después de atrapar la plata en Eugene.

Para rematar la temporada, inscribió su nombre como primera campeona del mundo de 5K en Riga, donde dominó con autoridad el evento. Además, llega a Atapuerca como defensora del título que consiguió el año pasado; por todo ello, cualquier resultado que no fuera su victoria cabría catalogarlo como una gran sorpresa, y ello a pesar de la presencia de otras especialistas de muchos kilates, como su compatriota Edinah Jebitok, quien se clasificara meritoria octava en el Mundial de cross de Bathurst; Lucy Mawia, que la temporada pasada ganó el World Athletics Cross Country Tour, completará la terna keniata apenas una semana después de su tercera plaza en Amorebieta, donde fue nítidamente superada por la dupla etíope compuesta por Likina Amebaw, brillante vencedora, y Lemlem Nibret, que cedió en el sprint ante su compatriota. Tras cuatro años residiendo en España, Amebaw ‘amenaza’ con protagonizar un salto de calidad de grandes dimensiones a tenor de lo presenciado en tierras vascas y Atapuerca se presenta como una oportunísima prueba de fuego para medir fuerzas con dos ‘top-ten’ del último Mundial como Chebet y Jebitok.

Por su parte, Nibret se ubicó en la quinta posición de la categoría Sub20 en Bathurst y tendrá lógicas ganas de revancha deportiva con su compatriota. El elenco de africanas lo completa la ugandesa Sarah Chelangat, que progresó sobremanera sobre el tartán este último verano con marcas personales de 8:32.53 y 14:40.88, aunque fue en el 10.000m la disciplina en la que se alistó en Budapest, llegando a meta en décima posición.

Será complicado que estas seis atletas no ocupen las primeras seis plazas, pero por detrás de ellas habrá sin duda emoción a raudales y es que gran parte de las mejores especialistas españoles serán de la partida con la sana intención de empezar a acumular méritos para formar parte del combinado español en el próximo Europeo de Cross que se disputará dentro de seis semanas, el 10 de diciembre, en Bruselas.

Para abrir boca, la artillería pesada de la cuadra de Antonio Serrano estará en la línea de salida con el terceto de obstaculistas que coparon el podium en el último Nacional de Aire Libre de Torrent; Irene Sánchez-Escribano vuelve a una de sus disciplinas favoritas, donde ya ha sido campeona de España en dos ocasiones y con la siempre combativa Carolina Robles el espectáculo está asegurado.

Junto a ellas, esa joya del atletismo español que es Marta Serrano promete estar entre las primeras atletas patrias a pesar de militar en categoría Sub23. Majida Maayouf, que recibiera la nacionalidad española el pasado julio, debería ser la mejor de las nuestras si demostrase un estado de forma cercano al que exhibiera en el último Nacional de Ortuella. Por su parte, la gallega Esther Navarrete ‘se salió’ en la media de Valencia el pasado domingo, llevando su marca personal hasta 1:09:58, a escasos siete segundos del récord de España que se batió ese mismo día.

El rosario de fondistas hispanas de calidad es interminable, incluyendo a Marta García, autora de unos espectaculares 15:02:11 en las postrimerías del aire libre, Cristina Ruiz, Naima Ait Alibou, María Forero y Carla Gallardo entre otras. Todas ellas tendrán la referencia europea de la británica Aimee Pratt, que asombrara al mundo en 2022 cuando fue 7ª en el Mundial de Eugene en 3.000 obstáculos, hito que no pudo replicar este verano en Budapest.

A las 13:25 h se dará el pistoletazo a la prueba masculina, que se diputará sobre 9.000 electrizantes metros. Sobre el papel, el duelo entre Kiplimo y el burundés Rodrigue Kwizera promete ser de infarto. El ugandés afronta su primer reto después de que una lesión en el tendón derecho le apartara del Mundial de Budapest. Hasta ese momento Kiplimo había brillado, con su título mundial de cross en el bolsillo y un espeluznante crono de 12:41.73 para los 5000m logrados en Oslo, aunque ese parón que sufrió a principios de agosto hace aflorar una razonable duda sobre su actual estado de forma.

En todo caso, si un atleta de su talla se pone en la línea de salida de un cross tan prestigioso como Atapuerca, quiere ello decir que se siente preparado para ganar, aunque Kwizera, que llegará la víspera de la prueba desde su Burundi natal, promete ser un feroz rival tras un 2023 en el que se ha consolidado entre los mejores fondistas del globo merced a su octavo puesto en Bathurst y el séptimo en el 10.000 m del Munduial de Budapest.

Sería el segundo triunfo aquí de Kiplimo, que ya triunfó en 2018, mientras Kwizera llega ávido de ocupar el único cajón del podium al que nunca se ha subido, tras su segundo puesto en 2021 y su tercero del año pasado.

Como todo duelo, el Kiplimo-Kwizera necesita ser arbitrado y el eritreo Aron Kifle, tras un parón muy largo por lesiones y ya de vuelta al grupo de Jerónimo Bravo en Madrid, bien podría erigirse en esa figura. Tras un periplo nada próspero en el seno del NN Team, quien fuera bronce mundialista de media maratón en Valencia 2018, aspira a reverdecer viejos laureles y Atapuerca será su primera piedra de toque. Estará acompañado de su compatriota Merhawi Mebrahtu, subcampeón mundial Sub20 de 5000m, segundo en Amorebieta, intercalándose entre el vencedor, el burundés Celestine Ndikumana y el ugandés Leonard Chemutai, ambos también en liza sobre el Circuito del Parque Arqueológico de la localidad burgalesa, mientras el barainí Birhanu Balew, décimo en el 10.000 del Mundial de Budapest, completa la nómina de extranjeros.

La armada española será nutrida y de mucha calidad, con nombres como Sergio Paniagua, Nassim Hassaous, Fernando Carro y Abdessadam Oukhelfen, que encabezan un largo etcétera. Los tres primeros ya debutaron en Amorebieta y llegaron a meta en ese orden, mientras Oukhelfen es un acreditado campotravesista que intentará liderar a los nuestros el domingo.

Solo resta esperar que el vendaval de talento atlético que a buen seguro tendrá lugar el domingo sea incluso superior al vendaval meteorológico pronosticado, con rachas de 40kms/h en un día con bastante probabilidad de lluvia y 12/13º de temperatura.

- Más noticias -

Eva Santidrián, al Campeonato del Mundo de Glasgow en pista cubierta

La atleta burgalesa competirá en la prueba de 400 metros lisos entre el 1 y el 3 de marzo. El sistema World Ranking, cerrado este jueves...