Se enfrenta en la final de la Copa LEB Plata al Hestia Menorca en Mahón el próximo sábado a partir de las 19,30 h.

Presentación de la final de Copa LEB Plata.,- Foto: Elia Ruiz

Comenzó la cuenta atrás para el Tizona Universidad de Burgos de cara a la final de Copa LEB Plata que disputará el sábado en Mahón ante el Hestia Menorca desde las 19,30 h. El partido fue presentado en las instalaciones de Ural Motor en Burgos, con presencia del presidente del Club, Miguel Ángel Benavente, el patrón de la entidad, Fernando Andrés y el técnico del equipo, Diego Ocampo.

Una cita que supone ilusión y todo un reto para el conjunto que entrena Diego Ocampo, que va como un tiro en su grupo de liga LEB Plata: “Esta competición es totalmente diferente a la liga y además jugamos fuera y la estadística nos dice que cinco de las seis últimas finales acabaron con el triunfo del equipo local, lo cual indica que es mucha ventaja para ellos, pero para nosotros es un reto, casi como escalar el Himalaya, que es jugar en Menorca con esa ventaja de cancha, con cuatro o cinco mil personas apoyando, y con la gran figura de Edwin Jackson, un jugador que marca las diferencias en la categoría, con un promedio de 22 puntos por partido, por lo tanto esto no tiene nada que ver con la liga, es una competición diferente y  para nosotros supone un reto y los deportistas nos movemos por esto, por los retos, y debemos disfrutar de jugar una final y aprender mucho de cada minuto que juguemos y hacer lo que hacemos siempre, que es jugar con intensidad y en equipo. “

Diego Ocampo, entrenador del Tizona Universidad de Burgos.- Foto: Elia Ruiz.

El partido puede suponer además una prueba de aprendizaje importante de cara al playoff de ascenso a LEB Oro que el Tizona tiene muchas papeletas de jugar si mantiene el ritmo actual en la liga: “Si es muy bonito que nos pongan a prueba para ver como respondemos, no solo por el objetivo de ganar la Copa, sino por jugar contra los mejores y nosotros vamos a jugar contra el mejor del otro grupo y eso nos va a dar mucha información para saber como estamos y qué cosas tenemos que mejorar y qué es lo que hacemos bien. ”

Diego Ocampo considera además que la calve de su equipo para la buena marcha en la liga es: “Ser nosotros mismos, ser humildes, el trabajo en el día a día entrenando bien, eso es lo que nos hace rendir en cada partido a tope, tenemos que seguir así y hacerlo con la máxima naturalidad”.

Ocampo reconoce que, al margen de la Copa, el ascenso es el objetivo y no será fácil pese a lo bien que va el equipo en estos momentos: “Cuando todo parece fácil puede resultar que cuando vengan las dificultades no sepamos responder, por eso este partido nos puede servir de mucho, para mejorar técnica y tácticamente, pero lo importante será llegar bien al final de temporada, no solo físicamente sino mentalmente, debemos tener herramientas y estrategias para manejarnos cuando haya dificultades, debemos ser muy consistentes, estar preparados para cualquier dificultad que pueda surgir y en eso debemos concentrarnos para llegar con la mejor preparación”.

Momento de la presentación de la final de Copa LEB, con Ocampo, Benavente y Andrés.- Foto: Elia Ruiz.

A la presentación de este partido de la final de la Copa LEB Plata también acudió el presidente del club, Miguel Ángel Benavente, quien aseguró que: “Llevamos la ilusión íntegra y el equipo está respondiendo a las mil maravillas, aunque el rival es un equipo complicado con las mismas aspiraciones y que va a ser un partido muy difícil ante un rival importante que jugará ante su público”. 

Por su parte el patrón del club, Fernando Andrés, destacaba que: “El esfuerzo, el respeto por la competición y sobre todo el compañerismo hace que, con estas armas, antes o después llegue el éxito, está claro que ahora es para nosotros muy importante generar ilusión a la ciudad”.