El jugador del Burgos, Curro Sánchez, destaca la importancia del próximo partido ante el Andorra para cambiar la dinámica y recuperar las victorias en El Plantío.

Curro Sánchez durante su comparecencia de prensa.

La plantilla del Burgos ha reflexionado esta semana sobre lo ocurrido en Mendizorroza frente al Alavés en el primer partido del año, donde el equipo castellano no ofreció su mejor versión. Curro Sánchez, en rueda de prensa previa al encuentro del domingo en El Plantío frente al Andorra, reconoce que jugarán un partido muy importante porque el Burgos necesita cuanto antes una victoria para cambiar de dinámica y además recuperar el espíritu de El Plantío donde se le resiste la victoria desde hace mucho tiempo: “Nosotros vamos a todos los partido considerándoles especiales y de gran importancia, no vamos nunca a un partido pensando que es menos importante que otro, aunque es verdad que en casa aumentan las ganas de lograr una victoria porque llevamos tiempo sin hacerlo y además lo necesitamos, entonces sí este puede ser un partido especial y muy importante para no despegarnos de los puestos de playoff”.

Curro advierte que, pese a que las cosas no han salido como esperaban últimamente, el Burgos sigue ocupando una buen puesto en la clasificación, que hay que valorar; “Los últimos cuatro partidos no han sido como queríamos, pero estamos en una situación privilegiada y eso hay que valorarlo también.” Y afirma que están con muchas ganas de volver a jugar en El Plantío y ofrecer un buen partido para lavar la imagen de Vitoria.

Sobre el rival del domingo, el Andorra, Curro tiene una alta valoración y respeto: “Andorra es un rival que, en su fútbol, hace las cosas muy bien intentando la tener el máximo de posesión posible para atacarte y es cierto que en El Plantío tenemos que dar nuestra mejor versión e intentar estar más acertados con balón”.

Curro Sánchez es categórico sobre el estado anímico del equipo y apela a conseguir cuanto antes los 50 puntos para plantear nuevos objetivos: “La confianza que tenemos no quita que en nuestra cabeza lo primordial sea conseguir los 50 puntos. Si los sacamos en un mes sería perfecto, y si es más tarde veremos el tiempo que nos queda para poder hacer cosas importantes”.

El jugador también se refirió a la marcha de su compañero Saúl Berjón, al que le expresó su agradecimiento: “Es un jugador histórico de este club. Personalmente a mí me ayudó mucho desde que llegué al Burgos, para integrarme en el equipo y en la ciudad. Por eso solo puedo estarle muy agradecido y le deseo todo lo mejor en el futuro“.