Este sábado, a las 17:00 horas, Servigest Burgos recibirá al Adapta Zaragoza en un partido que, en realidad, corresponde a la quinta jornada de la liga, aunque este sea el séptimo partido que ambos equipos jueguen en esta temporada.

Eso es debido a que, con el cambio de fechas del Mundial pocas semanas antes del inicio de la temporada, las dos  últimas jornadas de la liga fueron situadas en el periodo previsto inicialmente como de descanso, en el mes de noviembre.  Este partido será arbitrado por los colegiados López, De la Piedad y Uruñuela.

Adapta Zaragoza llegará a Talamillo con un balance de una victoria y cinco derrotas, con un promedio de 53,2 puntos anotados por partido y 59,8 recibidos. Su máximo anotador y reboteador es el ex jugador burgalés Walter de Horta, 15 puntos y 10 rebotes.

En cualquier caso, la anotación está muy repartida en este equipo, porque hasta cinco jugadores más, Anaya, Los Arcos, Chichirita, Hernández  y Gonzalvo, rondan los 10 puntos de media.

El equipo aragonés, después de un buen inicio del campeonato, en el que estuvieron cerca de vencer a Getafe y derrotaron a Vistazul, entraron en una dinámica de derrotas ajustadas que les ha llevado a acumular cuatro derrotas seguidas. Jugará en Burgos con la imperiosa necesidad de cortar esa racha y alejarse de las últimas posiciones.

Servigest Burgos intentará mantener su racha de victorias, amparado en su marcada línea de juego: ritmo intenso de partido y mucha concentración, tanto en ataque como en defensa, además de evitar tomarse confianzas por la diferencia que hay en la clasificación en estos momentos.

“Esta liga ya nos está dando demasiados ejemplos de partidos que parecían antes de empezar muy desiguales por la clasificación, y luego lo que ha ocurrido en la pista no ha tenido nada que ver con eso. Y no queremos ser nosotros los protagonistas de una historia de ese tipo, así que debemos centrarnos en hacer nuestro juego”, aseguraba un Jony Vivar que no podrá contar para el partido ni con Martín Arredondo, ni con Genrri Tejada.