El entrenador del Burgos, Julián Calero, valora el último partido con derrota en El Plantío ante el Eibar.

Julián Calero en la rueda de prensa tras el partido.

El técnico del Burgos, Julián Calero, se mostró visiblemente molesto con algunas decisiones arbitrales y el VAR al término del partido frente al Eibar: “Lo del VAR no lo termino de entender, han roto la boca a Bermejo y ni siquiera han revisado la jugada. Nos tendrán que volver a explicar cuando se revisa y cuando no. Igual que al final el penalti, creo que hay que tomarse un tiempo cuando una decisión es tan importante. Han metido la pierna a Curro y lo han derribado claramente, hay que echar un vistazo desde el VAR y ayudar al árbitro, he sido defensor del VAR, pero si esto sigue así creo que voy a dimitir de la defensa del VAR . A Bermejo le han partido la cara, no hay más que verlo, le han dado un codazo y eso es tarjeta roja, estas cosas hay que sancionarlas”.

Independiente de las decisiones arbitrales, Calero felicitó a su rival: “Le doy la enhorabuena a la SD Eibar, han hecho su trabajo y han ganado, no tienen absolutamente nada que ver en estas decisiones.”

Respecto al partido el técnico del Burgos valoró el trabajo de sus jugadores: “Los chicos han trabajado muy bien y hemos tenido buenos momentos, en la segunda parte hemos tenido que defender más atrás de lo que quisiéramos. Hemos tenido una desgracia en el primer gol, pero esto es fútbol. Quizás haber empatado hubiera sido más lógico”.

Y después de la derrota, Julián Calero, desea pasar página y centrarse en el próximo rival, el Granada: “Nosotros tenemos que recuperar efectivos, son 24 horas y después viaje a Granada buscando seguir en nuestra línea. Tenemos 34 puntos, que son muchos. La temporada va muy bien, no podemos ponerle pegas. Estamos cumpliendo los objetivos y debemos seguir trabajando desde la humildad para seguir en esta línea”.