El partido, que cierra la décima octava jornada de liga, se juega este lunes a las 21,00 h. en El Toralín.

La moral del Burgos está muy alta pese a las bajas.- Foto: Burgos CF

El Burgos juega este lunes en Ponferrada el encuentro que cierra la décima octava jornada de la liga en Segunda División. Un partido complicado por varios factores para el equipo blanquinegro que deberá afrontar, por un lado importantes bajas de jugadores, por otro la delicada situación de su rival que necesita ganar obligatoriamente para salir de la zona de descenso y además el Burgos también deberá sobreponerse a la historia de los partidos que juega en El Toralín, en los que siempre ha tenido dificultades para vencer.

La nota más positiva es que, pase lo que pase en este partido, el Burgos seguirá ocupando el tercer puesto en la clasificación, a tres puntos de los dos primeros clasificados, Las Palmas y Alavés, ambos con 34 puntos sumados hasta el momento.

El plantel de bajas en el Burgos no se conocerá hasta la misma hora del partido, ya que el técnico, Julián Calero, desea apurar hasta el final, para intentar recuperar a alguno de los lesionados.

Pero además de Andy, con una lesión de larga duración, también será baja segura Elgezabal, cuyo último parte médico diagnosticaba un esguince en su tobillo izquierdo, y tienen pocas posibilidades de jugar en El Toralín Grego Sierra, Javi López y Zabaco. Una situación complicada con clara carencia de centrales, aunque Calero desea esperar y apelar al espíritu de grupo del equipo:“Vamos a jugar con once jugadores y los que salgan lo van a dar todo, así es el fútbol y la vida, los problemas hay que encararlos y buscar soluciones. En estos momentos no hay nadie descartado al cien por cien, es verdad que tenemos al equipo sin céntrales motivado por las molestias que presenta Zabaco, pero vamos a intentar no descartar nada y no tomar decisiones hasta ver si pueden recuperar”.

Enfrente estará un rival muy necesitado, la Ponferradina, que llega a este partido tercero por la cola, con 17 puntos y tras perder en La Rosaleda ante el Málaga, rival directo por la permanencia. También el técnico del equipo berciano, David Gallego, deberá improvisar en el centro de la defensa ante las ausencias de Pascanu y Diéguez, así como de Nwakali , aunque destaca que : “Debemos tener claro que no va a ser ninguna justificación, los que salgan van a ser los mejores y seguro que van a hacer un gran partido”.

Sobre el Burgos, señaló el técnico de la Ponferradina que “más que una revelación es una realidad, porque ya van muchas jornadas y cuando están ahí es por algo. Es un equipo que sabe muy bien a lo que juega, lleva mucho tiempo con el mismo entrenador y cuando los resultados acompañan se fortalece la propuesta, pero más allá de lo que propongan y de lo bien organizados que siempre están en defensa, tenemos que estar por encima de eso, sacar nuestra mejor versión y en casa tenemos que ser un equipo muy difícil de batir, que el que gane en El Toralín sea porque nos pasa por encima”.

El encuentro se juega a partir de las 21,00 h. y será retransmitido en directo por Burgosdeporte Radio desde las 20,30 h. en emisión compartida con Radio Arlanzón y Burgosnoticias.

BURGOSDEPORTE RADIO