El entrenador del Burgos considera que la última media hora de su equipo fue buena y pudo haber dado la victoria al equipo blanquinegro.

Julián Calero durante su comparecencia.- Telefoto.

El entrenador del Burgos, Julián calero, valoraba el encuentro disputado ante el Real Zaragoza que finalizó con empate a dos goles. Calero reconoció que en la primera parte hubo pocas ocasiones, pero en la segunda mitad el Burgos tuvo media hora con muy buena dinámica, en la que supo neutralizar dos goles e inlcuso podía haber conseguido la victoria.

UN BUEN PUNTO

El técnico destacó la capacidad de sus jugadores para lograr remontar por dos veces un marcador en contra: “Hemos tenido mucho carácter, en la segunda parte. Nos hemos levantado dos veces; una, cuando nos quedaba muy poca vida. Tenemos que esperar a las pruebas a Elgezabal y esperamos que su lesión se quede solo en un esguince, pero sin él hemos perdido poderío a balón parado y hemos encajado un gol así. Hemos empatado y hemos metido al Zaragoza donde queríamos, pero en una transición no hemos estado acertados y nos han vuelto a marcar. Aun así, aquí no se ha rendido nadie; hemos empatado tras un buen pase de Mumo y todavía queríamos ir a por el partido. Hay que felicitar a los jugadores, porque a veces los partidos vienen así de complicados y el Zaragoza es muy buen equipo. Esa media hora de la segunda parte nos podía haber dado la victoria si nos hubiéramos adelantado, pero, dadas las circunstancias, es un buen punto.

MALA PRIMERA PARTE

Julián Calero advertía de que en la primera parte el encuentro estaba muy complicado porque al Burgos no le salían las cosas, lo que intentó corregir en el descanso: “Hemos hablado de cosas que no estábamos haciendo bien. Cuando jugamos en largo, tenemos que tener muy claro qué vamos a hacer y nos estaba costando llegar a la segunda jugada, y cuando combinábamos nos estaban dejando poco espacio por dentro, nos tocaba ir por fuera y centrar y nos ha costado también llegar a zonas de remate. Cuando íbamos a la presión alta la tiraban arriba y nos quedábamos un poco partidos, eso permitía que cogieran segundas jugadas y nos obligaba a estar un poco más juntitos cuando defendíamos.

MEDIA HORA PARA GANAR

Y en la segunda parte el técnico destaca media hora en la que el Burgos sí hizo bien las cosas: “En la segunda parte, quitando el primer cuarto de hora, ha caído un poco más en lo que queríamos; pese al gol, hemos llevado el partido donde queríamos y los ajustes del descanso han venido muy bien. A partir del empate se ha visto el carácter tremendo de este equipo, que ha ido a por el partido, aunque nos ha faltado equilibrio para no encajar el segundo gol y, de otro modo. a lo mejor habríamos podido ganar”

ILUSIÓN Y HUMILDAD

Calero insiste en que el Burgos está en una buena situación, compitiendo ante equipos que tienen un presupuesto superior como el Real Zaragoza y considera que la ilusión de la afición no es mala, aunque el mensaje desde el club y la plantilla es de humildad: “La gente puede ilusionarse y la ilusión no es gratuita, se la han dado los jugadores, pero ahora vbiene la realidad de este deporte, y es que la Liga es muy larga y la semana que viene tendremos lesiones y sanciones. Estamos compitiendo muy bien, pero hay que tener los pies en el suelo y estar orgullosos no solo cuando ganemos. En la actitud y el desempeño, los chicos han estado de diez, y la clasificación la firmaríamos todos al empezar”.

TODOS LOS EQUIPOS SON COMPETITIVOS

Y a la pregunta de si al Burgos se le dan mejor los equipos de la parte alta de la tabla, que los equipos de la mitad baja de la clasificaciòn, el entrenador afirma que: “Para mí no hay equipos de mitad de tabla para abajo, hay buenos equipos y algunos, como el Zaragoza, tienen nivel para estar mucho más arriba y probablemente, como el año pasado, tener una larga racha de partidos sin perder. Lo que creo es que hay partidos que, pese a tener esa calidad, todavía no están bien clasificados, pero el año pasado el Real Zaragoza nos acabó superando. No he pensado en si ofrecemos un rendimiento peor contra esos equipos ni lo voy a pensar. Nosotros intentamos competir contra todos de la misma manera. Sabemos que hay equipos que ya vienen pensando cómo contrarrestarnos, sobre todo en El Plantío. Hemos generado un respeto y unas sensaciones que nos hacen estar contentos.”