Consigue clasificarse para el internacional de Burgos junior en diciembre.

Belén Pedrosa, con su entrenador, Roberto Codón. Foto: Club Esgrima Cid Campeador.

Belén Pedrosa, del Club de Esgrima Cid Campeador, participa este fin de semana en la Copa del Mundo Cadete que se disputa en Copenhague (Dinamarca). Será la primera vez que compite en un torneo de entidad representando a España.

En la Semana Santa del 2019, con doce años cumplidos, empezaba en el mundo de la esgrima de forma casual, aunque siempre estuvo presente en su familia ya que un familiar, Emilio García Diez, fue esgrimista y además ocupó el cargo de director técnico nacional, no pudo mantenerse en su cargo muchos años pues fallecía a los cuarenta años y por ello, cuando se inauguró la sala de esgrima del plantío, se la puso su nombre en su honor y tras veinte años ya pasaría al nombre actual (recordando la historia).

Pedrosa ocupa en la actualidad el número once del ranking cadete y en junior la vigésimo primera, no ha sido un camino fácil pues desde los catorce años ha participado en todas las categorías para ir cogiendo puntos a la par que experiencia, haciéndose con un lugar entre las mejore a base de mucho trabajo, su proyección de futuro va encaminándose y a pesar de los pocos años que lleva de práctica esta igualando y superando a las que la doblan en tiempo gracias a las muchas horas de entrenamiento, esfuerzo personal y de su familia.

Acuden dieciocho tiradoras a una competición con 129 participantes: dos de Burgos y las demás de Madrid, Barcelona, Amposta, Valladolid y Pamplona, las competiciones serán individual y equipos en espada masculina y femenina.

Belén Pedrosa quiere seguir los pasos de su compañero Miguel Chuzón entrenando en el equipo nacional junior de Valladolid, todavía no ha conseguido los méritos necesarios para estar en el grupo de élite, pero está en el camino, su perseverancia es positiva y si sigue en esta línea las puertas se la abrirán en el plazo de un par de años, o antes dependiendo de su evolución.