El tirador de la Sala de Esgrima de Burgos, Giorgi Gazdeliani, viajó a la primera Copa del Mundo Júnior de su carrera deportiva en Riga. El burgalés afrontaba este primer reto con gran entusiasmo y preparación, pero no pudo llegar a los objetivos marcados. Su entrenador Carlos Zayas estuvo allí presente como responsable del equipo nacional júnior español.

El del SAES-BU comenzaba su fase de grupos con gran calidad ganando cuatro de las seis victorias posibles, entrando al cuadro de los 256 mejores y un tirador del equipo polaco con gran defensa no dejaba opciones al burgalés que caía por 15/7.

En la competición de equipos aún fue peor. El equipo español, formado por Miguel Ángel Chuzón, Guillem Martínez, Guillermo Juanes y Álvaro Fernández, ganaba su primer encuentro con Lituania entrando en el cuadro los 16 mejores pero caía con Gran Bretaña.

La mala suerte hacía que dos tiradores del equipo se lesionaran en el enfrentamiento ante Noruega por el puesto del 9º al 16º, lo que les obligó a retirarse de la Copa del Mundo y les dejó en la 16º posición mundial.