Es el único equipo de la categoría de LEB Plata que mantiene la imbatibilidad tras disputar 7 jornadas.

Fotos: CB TIzona

El Tizona Universidad de Burgos vuelve a sumar un nuevo triunfo y se convierte en el único equipo de la categoría en mantener la imbatibilidad después de siete jornadas. El conjunto que dirige Diego Ocampo arrasó en un espectacular arranque con un parcial de 11-0 que lastró a La Antigua Tormes el resto del partido. Pese a cuajar un gran encuentro, los visitantes no pudieron volver al partido pese a realizar un gran desgaste físico y una muy buena defensa que impidió que el Tizona llegara a los cien puntos. Dos triples del Tormes en los últimos ocho segundos de partido maquillaban un marcador que reflejaba mejor la labor salmantina.

El partido comenzaba con un Tizona que no quería sobresaltos ante un rival que no tenía nada que ver al del primer encuentro de pretemporada y que ha madurado con el paso de los partidos. Por ello, Diego Ocampo sacó un quinteto de garantías que rompía el partido en los primeros segundos de partido, con un veloz ataque y una fortaleza defensiva que hizo que el Tormes encajara un parcial de 11-0 en tan solo noventa segundos de partido. Los triples de Papi Diene y de Peter Stümer por partida doble y el mate de Abdou Thiam encaminaban un partido que a priori parecía sencillo.

Los charros se vieron incapaces de plantar cara al líder, aumentando la desventaja hasta los quince puntos (21-6) al ecuador del cuarto, obligando a Óscar Núñez a parar el encuentro en busca de un revulsivo para sus pupilos. Y la tecla llegó con la entrada de Nolan Beltrain a pista. Con apenas unos segundos en juego, el alero anotaba dos triples para despertar a su equipo. El revulsivo sorprendió a los locales que vieron como en tan solo dos minutos el Tormes reducía distancias hasta los seis puntos con otro nuevo triple de Beltrain (23-17).

Con el marcador en torno a los seis puntos de diferencia, los visitantes comenzaron a tutear al Tizona en un partido de mucho ritmo y mucha presión que llegaría al final del primer cuarto con 34-24, aprovechando los de Diego Ocampo el último minuto para devolver los diez puntos con el triple de Dídac Cuevas y la canasta sobre la bocina de Ayoze Alonso.

Los puntos conseguidos en el último instante servirían de nuevo al Tizona para jugar con tranquilidad ante un rival que debía volver a nadar a contracorriente el terreno recuperado.

En un inicio de cuarto de intercambio de ataques, cada error era aprovechado por el rival para ampliar o reducir la diferencia. De nuevo un triple de Beltrain bajaba de los diez puntos la renta azulona y otro tiro exterior de Marc García devolvían los seis puntos de margen al marcador (40-34), debiendo pedir tiempo muerto Diego Ocampo para cambiar el rumbo del partido.

El técnico apostó por la entrada de Peter Stümer mientras Dídac Cuevas reaparecería con el triple de la tranquilidad para cambiar el rubo del partido. Tavitian se precipitaba y Papi Diene aprovechaba el rebote para volver a ampliar la renta. El Tormes se atascó y Óscar Núñez buscó mover el banquillo dejando descanso a su quinteto con la entrada de Pedro de la Calle y Nelson Yengue, sin embargo, el Tizona ya se encontraba de nuevo en la lanzadera y con Dídac Cuevas a la cabeza comenzó de nuevo a romper el encuentro.

Con otro parcial de 11-0, la renta volvía a la máxima del partido hasta el momento (51-34) y tan solo cuarenta y ocho segundos para el descanso, por lo que el técnico salmantino optó por parar de nuevo el partido. Zachary Tavitian acertaba el triple, errando Ayoze Alonso y Papi Diene la última jugada local, llegando al ecuador del partido con 51 a 37 en el marcador.

Pese a la diferencia en el marcador, ambos conjuntos ofrecían un partido igualado y un bonito duelo de bases entre Dídac Cuevas y Marc Sánchez. La igualdad se mantuvo en los primeros compases del cuarto, pero el desgaste físico de los cinco jugadores charros que más minutos acumulaban en pista comenzaba a pasar factura a un voluntarioso Tormes que presionaba por todo el rectángulo de juego.

No sería hasta los últimos minutos del cuarto cuando los burgaleses consiguieran romper el partido definitivamente. Un triple de Joe Cremo colocaba una nueva máxima en el marcador (67-48) a falta de tres minutos para el final del cuarto, renta que aumentó en el último minuto hasta los veintiséis puntos al aprovechar Peter Stúmer un robo en medio campo de Ayoze Alonso y anotar un triple letal para los visitantes (78-52).

Con el partido sentenciado, ambos conjuntos frenaron el ritmo del partido en el último cuarto. El Tizona, muy superior, buscaba el desgaste del Tormes para aumentar la renta ante un rival cansado que no quería perder la cara al partido. Diego Ocampo optó por dar minutos a Sergio Val y David Gómez en un final de partido cómodo donde el Tizona llegó a alcanzar una ventaja máxima de treinta y dos puntos (94-62).

Sin embargo, la garra desplegada por el Tormes hizo que, en los últimos ocho segundos de partido, los triples de Zavitian y Mensah maquillaran el marcador en un partido muy competido donde la experiencia y la calidad del Tizona decantó la balanza.

Un nuevo triunfo que hace que los burgaleses sumen siete victorias consecutivas y se proclamen como el único equipo de la categoría en mantener la imbatibilidad después de caer en la jornada del sábado el Basquet Menorca ante el Prat en el grupo Este.

El próximo domingo en equipo de Diego Ocampo volverá al a competición ante el segundo clasificado el Rioverde Clavijo, segundo clasificado que tan solo cosecha una derrota en su casillero.

DATOS DEL PARTIDO:

CLUB BALONCESTO TIZONA UNIVERSIDAD DE BURGOS: Dídac Cuevas (24), Peter Stümer (11), Rodrigo Seoane (-), Papi Diene (7) y Abdou Thiam (15). También jugaron: Ale Bortolussi (2), Sergio Val (2), David Gómez (-), Joe Cremo (18), Totte Alonso (7), Garmine Kande (6) y Ayoze Alonso (4). Entrenador: Diego Ocampo.

LA ANTIGUA CB TORMES: Marc García (13), Acoydan McCarthy (2), Bright Mensah (15), Zachary Tavitian (13) y Prince Orizu (5). También jugaron: Nelson Yengue (1), Antonio Morales (4), César Yañez (4), Álvaro Sánchez (-) y Nolan Beltrain (11). Entrenador: Óscar Núñez.

Parciales: 34-24 / 17-13 (51-37) / 27-16 (78-53) / 18-16 (96-69)