El Círculo BigMat consigue un empate ante el líder, Lugo, que hasta ahora no había cedido ningún punto desde el inicio de temporada.

Foto: Burgosdeporte.

Gran partido del Círculo BigMat ante el Lugo y empate que sabe casi como una victoria al haber sido lograda ante el líder de la categoría, que hasta el momento no había cedido ningún punto en las 8 jornadas disputadas.

El Círculo BigMat jugó el mejor partido de la temporada ante el mejor equipo del grupo. Un partido que comenzó con mucho respeto por parte del conjunto burgalés, que durante los 10 primeros minutos estuvo más pendiente de defender su portería que de buscar opciones de ataque.

A los 13 minutos, Oli abría el marcador tras un robo de balón de Rubio que le sirve un buen pase para finalizar llevando el esférico al fondo de las mallas. El Círculo se adelantaba y daba la sorpresa, pero además un minuto después, aprovechando una exclusión del Lugo por tarjeta roja directa, los burgaleses aprovechaban la circunstancia para poner el 2-0 por mediación de Iván. El líder caía en Burgos ante el buen juego local.

Aunque poco duró la doble ventaja, ya que Brunito, a los 15 minutos, culminaba una buena jugada de ataque gallego para poner el 2-1 en el marcador y en un partido loco, de ida y vuelta, el propio Brunito desviaba, un minuto después, un balón hacia su propia portería haciéndose un gol en propia meta. Era el minuto 16 y el Círculo BigMat ganaba al todopoderoso Lugo 3-1.

Sin embargo, la calidad del conjunto lucense se iba a poner de manifiesto en tan solo dos minutos. Porque entre los minutos 17 y 18, el Lugo iba a dar la vuelta al marcador, en un arranque de fuerza, velocidad y eficacia en su juego. Diego marcaba el 3-2 y Alex Diz hacía dos goles consecutivos, que llevaban al descanso de forma sorprendente al Lugo por delante en el marcador, 3-4.

En la segunda parte el juego fue más sereno, el Lugo arriesgó menos porque temía el ataque de los burgaleses, aunque a la contra seguía haciendo mucho peligro. El buen trabajo de los burgaleses recibía su premio a los 30 minutos en un penalti transformado por Pablo Páramo en el 4-4 definitivo.

Quedaban 10 minutos de intensidad, en los que pudo marcar cualquiera de los dos equipos. El Círculo BigMat titeo y plantó cara a un líder que jugó como un equipo de Primera División y demostró porqué está en el primer puesto de la tabla. Merecido empate del conjunto burgalés y muy meritorio, que pudo ser incluso victoria, en un robo de balón en los últimos segundos, cuando Páramo, desde lejos, intentó batir la portería lucense, desguarnecida de defensores.

Un empate que sabe a victoria y un gran partido que no olvidarán fácilmente los numerosos aficionados que se dieron cita en el polideportivo Círculo.