Se impone al Guipuzkoa Basket en un partido muy trabajado con Rupnik como jugador estrella.

REPORTAJE FOTOGRAFICO: Javier Renuncio “Jenga”/Burgosdeporte

El Hereda San Pablo vuelve a reencontrarse con el triunfo. Los burgaleses, tras las dos últimas derrotas, devolvieron en la matinal de hoy la sonrisa a la cara del aficionado. Si bien no fue ni una victoria holgada ni sublime, sí fueron mejores que un rival que nunca le perdió la cara al partido y que vendió muy cara su derrota. Mejoraron el juego los de Olmos, quienes notaron la presencia de Rupnik, que fue el máximo anotador de los locales con 22 puntos, pero sigue teniendo que mejorar varias facetas, sobre todo en ciertas rotaciones y en el juego interior, pues sigue dependiendo en exceso de la aportación de Mahalbasic, quienhoy volvió a ser el mejor de su equipo con 19 puntos y 12 rebotes. Por parte del conjunto guipuzcoano, dependieron en exceso del acierto de Sollazzo y sobre todo de Jaworski, el mejor de los suyos con 23 puntos, pero supieron reaccionar al buen arranque de los burgaleses tras el descanso y solamente el tramo final del partido tuvieron que doblar la rodilla.

Salió con mucho acierto desde el juego exterior el conjunto donostiarra, que rápidamente tomó la delantera en el encuentro (3-6). A los burgaleses, por el contrario, les costaba encontrar el acierto en el lanzamiento, si bien gracias a la buena dirección del debutante Rupnik conseguían poner el marcador de su lado (10-8). No duraba mucho la ventaja, pues el acierto desde la línea de 6,75 hacía estériles los puntos de Mahalbasic en el juego interior (14-16). Rupnik, el mejor de los locales con 13 puntos en el cuarto, volvía a echarse el equipo a las espaldas para con cinco puntos seguidos levantar al Coliseum (19-16), si bien los de Lolo Encinas volvían a meter otra marcha en el tramo final del cuarto para terminar el mismo con la ventaja de su lado (21-23).

Las defensas se impusieron en el arranque del segundo cuarto, donde el acierto desde el triple era lo único destacable en anotación en los casi cuatro primeros minutos del parcial por parte de ambos quintetos (27-29). Paco Olmos sentaba a los suyos y movía el banquillo. Mejoraban el poste bajo los locales, quienes a pesar de verse con cuatro puntos de desventaja, lograban un parcial de 8-0 para tener la máxima en el partido de su lado (35-31). No daba respiro el partido, pues entre Nurger y Jaworski respondían con un parcial de 0-6 en un abrir y cerrar de ojos (35-37).Los tiros libres tomaban protagonismo en el tramo final del cuarto, pues los azulones aprovechaban los lanzamientos desde el 4,60 por parte de Mahalbasic y Rupnik para irse al vestuario con ventaja de dos puntos (41-39).

Tras el descanso, volvían mejor a pista los burgaleses, quienes gracias al acierto desde el triple de Hermanson y Rupnik lograban dejar a los suyos con nueve puntos de ventaja (50-41). Sin embargo, los de Encinas no daban su brazo a torcer, y con ocho puntos de Sollazzo y tres de Jaworski conseguían un parcial de 0-11 que les dejaba de nuevo con ventaja en el encuentro (50-52). Un triple de Barrera frenaba el parcial, mientras que Enechionyia y sobre todo van Zegeren con seis puntos, ponían un punto más de intensidad en el ataque burgalés para cerrar el cuarto con una ventaja de siete puntos (61-54).

Cinco puntos de Guuk Gipuzkoa en el inicio del último parcial volvía a dejar a los suyos a un ataque de los burgaleses (61-59). Dominaban las defensas en ambos conjuntos, pero a los visitantes les costaba horrores acertar de cara al aro, mientras que si bien los de Olmos no estaban bien en ataque, lograban con dos ataques de San Miguel y Mahalbasic llegar al ecuador del cuarto con 6 puntos de renta (65-59). Se acercaban hasta los tres puntos los visitantes, pero Mahalbasic volvía a ser dueño de la pintura para junto con Enechionyia poner el electrónico con un más ocho para sus intereses (72-64). Jaworski lograba anotar de nuevo un triple para aproximar a los suyos, quienes veían como Rupnik cometía antideportiva sobre el propio Jaworski, quien desde el 4,60 dejaba el marcador en 72-69 y los nervios a flor de piel. Sollazzo fallaba en el ataque y los burgaleses lograban una falta sobre San Miguel, que erraba los dos tiros libres pero se resarcía en la misma jugada para anotar un triple que daba algo de tranquilidad a los suyos (75-69) con apenas un minuto de juego por delante. Sollazzo desde el triple intentó la heroica, pero los errores y las personales sobre Rupnik y San Miguel que les llevó al tiro libre permitió a los de Olmos cerrar el partido sin sorpresas de última hora y llevarse el partido por nueve puntos de diferencia (83-74).

Con esta victoria, el bagaje de los burgaleses en la clasificación es de 4-3. El próximo compromiso tendrá lugar este viernes, donde rendirán visita al Tau Castello.

FICHA TECNICA

HEREDA SAN PABLO BURGOS 83–4 GUUK GIPUZKOA BASKET

Parciales: 21-23 / 20-16 / 20-13 / 22-20

Hereda San Pablo Burgos:R. San Miguel (7), O. Enechionyia (9), J. Van Zegeren (6), M. Kacinas (3), A. Marjanovic (-), A. Barrera (6), G. Corbalán (0), A. López (0), C. Hermanson (5), R. Mahalbasic (19), M. Norelia (6) y L. Rupnik (22). Entrenador: Paco Olmos

Guuk Gipuzkoa Basket: J. Jaworski (23), M. Carlson (2), A. Zubizarreta (9), X. Oroz (3), M. Motos (5), X. Beraza (0), A. Martínez (7), R. Jakstas (5), M. Delas (0), R. Nurger (7), I. de la Hera (-) y A. Sollazzo (13). Entrenador: Lolo Encinas.

Árbitros: López, Colomer y Garvín.

Incidencias: Partido correspondiente a la séptima jornada de la Leb Oro, disputado en el Coliseum ante 9.397 espectadores.