Hotel Ciudad de Burgos.

El entrenador del Hereda San Pablo Burgos, Paco Olmos, ha comparecido en rueda de prensa para analizar la previa del partido que les enfrentará a Guuk Gipuzkoa Basket este domingo, a las 13:00 horas, en el Coliseum. El cuadro burgalés retomará la LEB Oro después de un parón por la ventana FIBA que les ha permitido trabajar con todos sus jugadores en un periodo de tiempo en el que han incorporado al base Luka Rupnik.

“Hemos tenido dos semanas para trabajar prácticamente todos los días, lo que ha permitido la incorporación de Luka (Rupnik) para integrarse dentro del equipo”, ha apuntado el técnico de los burgaleses, que igualmente ha hablado de la labor realizada en estas sesiones, en las que han trabajado de forma “intensa” y con “calidad”.

Una rotación más amplia para los burgaleses

La llegada del base esloveno supone que la rotación de los castellanos se extiende hasta las doce fichas de jugadores: “Tenemos una plantilla larga de doce con muchas situaciones. Vamos a ver si con esta rotación ahora tan amplia somos capaces de dar un paso más en nuestra defensa y de saber qué arma utilizar en ataque en cada momento”.

El técnico ha puesto en valor que los cuatro jugadores convocados con sus selecciones para la ventana FIBA (Marc-Eddy Norelia, Rasid Mahalbasic, Joey van Zegeren y Luka Rupnik) tomaran la decisión de permanecer en Burgos para continuar con su trabajo junto al equipo.

“Fueron los propios jugadores los que decidieron, con el permiso de sus federaciones, no ir con los equipos nacionales”, ha explicado Olmos, que ha señalado que esta situación habla del “compromiso que tiene la plantilla de coger la línea ascendente definitiva”.

Ambición de victoria para el duelo ante Guuk Gipuzkoa Basket

De cara al partido de este domingo, el técnico de los burgaleses ha señalado algunas claves para buscar la victoria ante Guuk Gipuzkoa Basket: “Debemos ser dominantes y atacar los rebotes de forma mucho más enérgica. Tenemos que quitarles posesiones al rival y realizar un baloncesto que nos lo produzca la defensa”.

Paco Olmos ha reconocido que “el equipo está deseoso de ganar” y de que esa victoria refuerce “el sentimiento de que el trabajo del día a día da resultado”. El técnico ha asegurado que “el grupo es fuerte mentalmente” para progresar en la temporada en busca del objetivo final del ascenso a la Liga Endesa.

“El domingo vamos a dar un paso más en nuestras prestaciones sabiendo que enfrente tenemos un rival de entidad, que está jugando muy bien y que ha ganado en canchas complicadas”, ha concluido el entrenador del Hereda San Pablo Burgos.

Hotel Ciudad de Burgos.