Nacido en Miranda de Ebro en 1940 vivió momentos importantes en la historia del fútbol burgalés, como el ascenso a Primera División en la temporada 1971-72. Su andadura ha sido además amplia por numerosos equipos como Mirandés, Santander, Gijón, Pontevedra y Palencia.

Antonio Solana.- Foto: El Comercio

El fútbol burgalés ha perdido a uno de sus hombres más emblemáticos. Antonio Solana, mirandés de nacimiento, pero vinculado al mundo del fútbol, tanto como guardameta como en su faceta de técnico y también en sus últimos años de vida laboral, como director del Servicio de Deportes del Ayuntamiento de Burgos, donde gestionó las instalaciones deportivas de la ciudad.

Antonio Solana Sojo, nacido en Miranda de Ebro el 28 de febrero de año 1940. Sus primeros pasos en el mundo del fútbol los daba en su localidad natal, con dos temporadas alternas en el Mirandés: 1960-61 (jugando 15 partidos) y 1962-63 (con 23 partidos jugados). Su puesto era de guardameta.

Antonio Solana en sus primeros años de andadura futbolística.- BD Fútbol

Su andadura por el mundo del fútbol ha sido amplia, con momentos importantes vividos en el Burgos CF, como el primer ascenso de categoría a Primera División, en la temporada 1970-71 y la siguiente que supuso su debut en la categoría máxima del fútbol español.

Además su andadura también fue por numerosos equipos como el Mirandés, Santander, Gijón, Pontevedra y Palencia. con un total de 92 partidos en el fútbol profesional de competición liguera y otros 15 en la Copa de España.

Este es un esquema de su trayectoria extraído de BD Fútbol:

Tras dejar su actividad deportiva como guardameta en 1974, en el Palencia, Antonio Solana también ejerció como técnico en varios equipos, como el Burgos CF, en su filial el Burgos Promesas, en entre 1977 y 1979, en el Mirandes, en su etapa de Segunda División B desde 1979 a 1981 y también fue en la temporada 1982-83 ayudante del Luis María Astorga en el primer equipo del Burgos CF, entonces en Segunda División B.

Su vida laboral se completó hasta 2010 como director del Servicio Municipalizado de Deportes del Ayuntamiento de Burgos, desde donde gestionó las instalaciones deportivas de la capital burgalesa.

Hombre muy conocido en todos los ambientes deportivos de Burgos, de temperamento afable y servicial, no pudo superar una dolencia cardiaca en las últimas semanas y fallecía en las últimas horas del pasado lunes 14 de noviembre. Contaba con 82 años,.

Descanse en paz.