Los burgaleses golearon a su rival en un partido marcado por las tres descalificaciones del equipo visitante.

Pese a la rotundidad del resultado, no fue un triunfo tan cómo puede pensarse y al Círculo BigMat le costó doblegar al Unión Arroyo, que sufrió tres descalificaciones por doble amarilla, que aprovecharon muy bien los jugadores del Círculo para decantar el partido a su favor.

El inicio de partido fue para los visitantes, que tenían mayor posesión de balón y control del partido, sin embargo a medida que avanzaban los minutos el Círculo BigMat fue ganando en posesión y profundidad. A los 11 minutos, un buen servicio de Pablo Arranz permitió a Rubio plantarse ante la portería del Arroyo y picar hábilmente el balón por encima del guardameta para poner el 1-0.

Con ventaja en el marcador, el Círculo BigMat jugó más cómodo y tapaba muy bien las acciones de ataque del Unión Arroyo, que no terminaba de inquietar la portería loca. Y a los 19 minutos, poco antes del descanso, la descalificación de un jugador visitante, por doble amarilla, le deja al conjunto burgalés, la oportunidad de ampliar su ventaja en el marcador, que no desaprovechó Pablo Páramo para marcar de tiro cruzado el 2-0.

El comienzo de la segunda mitad no fue nada positivo para los burgaleses, que acumularon las cinco faltas en menos de 4 minutos, lo que le ponía en una situación comprometida para defender bien. Sin embargo, los jugadores de Raúl Zamora supieron leer bien el desarrollo del encuentro y jugaron perfectamente sus bazas.

A los 36 minutos una nueva descalificación de un jugador del Unión Arroyo es aprovechada por Pablo Páramo para hacer el tercer gol. Era la recta final del partido y el Unión Arroyo se veía obligado a arriesgar con portero jugador en los últimos cinco minutos. La decisión no les salió demasiado bien, ya que de nuevo Pablo Páramo hacía un gol fantástico desde campo propio, poniendo el 4-0 que resolvía el partido. Y aunque los visitantes no arrojaron la toalla y anotaron el gol del honor en un doble penalti marcado por Huertas, era el Círculo BigMat quien ponía el colofón al partido con el quinto gol de Isra en los últimos instantes.

Una victoria importante para frenar la racha de malos resultados, que debe servir de revulsivo para el equipo burgalés de cara a próximos compromisos.