El parcial del primer cuarto, 7 a 18, fue decisivo, ya que los burgaleses mantuvieron las distancias el resto del partido.

Fotos: Servigest Burgos

El partido comenzó con los dos equipos fallando sus primeros ataques, y hasta que se acababa el primer minuto no  inauguró Iragorri el marcador. Pero esta fue la única ventaja de la que disfrutaron los locales en todo el encuentro. Servigest Burgos apretó en defensa y en los tres siguientes minutos consiguió un parcial de 0 a 12 que le distanciaba por diez puntos. La defensa burgalesa era asfixiante, no dando, en la mayoría de las ocasiones, la oportunidad de tirar a canasta a los de Oscar Trigo. Además, el balón circulaba de maravilla en el ataque burgalés, de modo que lo mismo convertían desde el triple Martínez o Arredondo, que culminaban bajo canasta Abdoul o Ayoub. Los locales parecía que encontraban de nuevo su camino con el 7 a 14, pero los burgaleses volvieron a estirar la ventaja hasta el 7 a 18 con el que finalizó el primer cuarto.

Los de Jony Vivar salieron con ganas de rematar el partido, y entre Arredondo y Martínez ampliaron la ventaja hasta el 7 a 24, cuando quedaban todavía siete minutos para el descanso. Los locales despertaron y recortaron algo, pero lo único que consiguieron fue empatar el parcial del cuarto y que al intermedio se llegara 18 a 29.

Tras  el paso por los vestuarios, el partido continuó en la misma línea, con intercambio de canastas entre ambos equipos y la sensación de que Servigest Burgos tenía todo controlado. Y así siguió hasta el minuto veinticinco, cuando tras una canasta de Valderrama para el 22 a 33, un rápido parcial de 0 a 8 visitante dejó ya sin opciones de victoria al equipo local. Ese 22 a 41 a falta de trece minutos sentenció el encuentro definitivamente, y aunque en el minuto treinta y cuatro, y tras un parcial de 10 a 2, el UNES FC Barcelona se acercó hasta los nueve puntos, 40 a 49, los burgaleses no se pusieron nerviosos y volvieron  a  apretar en defensa, acabando el partido con un parcial de  0 a 10  hasta el 40 a 59 final.

“No creo que haya muchos equipos que puedan ganar aquí en la casa del Barça, y para mí lo mejor del partido ha sido que jugando mal lo hemos sacado adelante.” Eso comentaba el entrenador visitante, Jony Vivar, quien se mostraba muy contento por la puesta en escena de su equipo. “Le hemos sacado mucho rendimiento  a la presión a toda pista y llegábamos con claridad para tener buenas opciones de tiro.” Sin embargo, también reconocía que “a partir del primer cuarto se ha vuelto loco el partido, hemos concedido  muchas facilidades, nos entraban muy fácil a la zona y ha habido un rato que lo hemos pasado mal”. A partir de ahí,  consideraba que el haber mantenido la calma y haber aumentado el acierto en el último cuarto les había llevado hasta la tercera victoria en otros tantos partidos.

UNES FC BARCELONA 40: Iragorri (9), Gómez (7),Pérez (-), Pinto (2)y López(-) –cinco inicial-   Valderrama (22), Castro (-), Baca (-), Heras (-) y  Benítez (-)

SERVIGEST BURGOS 59: Martínez (32), Arredondo (13), Ubri (-), Ayoub (4) y Abdoul (6)-cinco inicial- Manu (-),  Cruz (-), Tejada (2), Alvaro (-), Yoni (2) y Miguel (-).

Parciales: 7-18; 11-11 (18-29); 10-16 (28-45)12-14 (40-59)

Árbitros: García, Gornes y Peries. Señalaron 12 faltas a los locales y 12  a los visitantes. Sin