(Fotografía: JENGA)

El Hereda San Pablo Burgos afronta su último compromiso de este primer tramo del curso de LEB Oro antes del parón por la ventana FIBA de noviembre, que llegará la próxima semana. El equipo que dirige Paco Olmos visitará a MoraBanc Andorra este sábado, a partir de las 18:30 horas, en el Poliesportiu d’Andorra. En el encuentro, se medirán los dos conjuntos que descendieron de la Liga Endesa en la pasada campaña, lo que les convierte en dos de los aspirantes para buscar el regreso a la acb en el presente curso.

“Los dos equipos que el año pasado perdieron la categoría siempre intentan volver a luchar para recuperarla”, afirmaba el entrenador Paco Olmos en la previa del partido, en la que añadía: “Quedan ocho meses de competición, pero es un buen test para ver cómo estamos contra otro de los grandes candidatos. Hay que tener un buen nivel de concentración y de dureza e ir mejorando en nuestro baloncesto como intentamos en el día a día”.

Los castellanos llegan a este compromiso después de haber caído tras una doble prórroga ante HLA Alicante la pasada semana en el Coliseum, un duelo que los entrenadores han analizado al inicio de esta semana para corregir los errores. “Tenemos que ir intentando mejorar algunos detalles para que esa fluidez ofensiva funcione”, explicaba el técnico, que apuntaba: “Hay una parte que será mejorar el porcentaje del tiro de tres puntos”, con jugadores como Obi Enechionyia, Mindaugas Kacinas o Álex Barrera, para los que “hay que seguir generando esas situaciones” de sumar desde el perímetro.

La expedición del Hereda San Pablo Burgos ha partido en la mañana de este viernes hacia Andorra, en un largo viaje, tras el que tiene programado una sesión de entrenamiento ya en el Principado. De cara a componer los quintetos de mañana, Olmos espera poder disponer de sus once jugadores, a pesar de que algunos de ellos han tenido algunos procesos febriles o estomacales a lo largo de los últimos días. “Creo que podremos contar con todos, aunque no todos estarán al cien por cien por el proceso de la semana”, señalaba el entrenador.

MoraBanc Andorra, un complicado oponente en la lucha por el ascenso

MoraBanc Andorra afronta este encuentro como el segundo clasificado de la LEB Oro, con un balance de 4 triunfos y 1 derrota, esta última encajada en la pasada jornada frente a Zunder Palencia (72-63), en un duelo en el que se enfrentaban los dos invictos del arranque del curso.

Los de Natxo Lezkano encaran esta sexta jornada con dos bajas sensibles en su plantilla: la del pívot Marin Maric, que estará fuera durante un mes, y la del base Rafa Luz, que se perderá previsiblemente los próximos tres meses de competición. Con quienes sí podrá contar el conjunto del Principado para el partido será con dos conocidos de la afición burgalesa: el base Thomas Schreiner y el pívot Felipe Dos Anjos.

“Es una excelente plantilla”, aseguraba Olmos al analizar el rival de mañana: “Aunque tengan alguna baja, tienen mucha batería para poder suplir”. Los puntos fuertes de los andorranos pasan por su gran rendimiento desde el perímetro: son el mejor equipo de la LEB Oro en porcentaje exterior (41,4% de acierto) y el más valorado en el global (94,2 créditos de media por equipo).

Las claves de los burgaleses para alcanzar el triunfo

De cara a buscar la victoria en el complicado encuentro que disputarán los castellanos a domicilio, las claves pasarán por “tener mejor impacto en el partido” y tratar de alcanzar “un ritmo defensivo que nos genere un mejor ritmo de juego en ataque”. El entrenador del Hereda San Pablo Burgos espera que los suyos consigan hacer “clic en los detalles que nos hacen dejar de jugar o dejar de anotar”.

“Estamos aún en construcción. Sentimos que el día a día de trabajo nos hace mejorar algunos detalles. Eso hay que llevarlo a la competición. El equipo tiene claro dónde está el camino y cree en el trabajo que estamos haciendo. Vamos a ver si esta mejora se ve también a la hora de competir”, recalcaba Olmos. Solo de esta forma, el cuadro burgalés podrá “competir en una bonita atmósfera como la que tendrá el sábado la cancha de Andorra”.

Los castellanos quieren aprovechar esta oportunidad para demostrar que la progresión en su trabajo diario puede verse reflejada en los partidos, por lo que saldrán con la ambición de sumar un triunfo a domicilio antes de afrontar el parón de selecciones. El encuentro entre MoraBanc Andorra y el Hereda San Pablo Burgos se disputará este sábado, desde las 18:30 horas, en el Poliesportiu d’Andorra.