La guardameta burgalesa, campeona del mundo con la selección española de fútbol femenino Sub-17 ha recibido el homenaje de la Diputación burgalesa y de su pueblo, Modúbar de la Emparedada.

Jimena Vicario con su medalla de oro en la Diputación.- Foto: Elia Ruiz

Está viviendo un suelo hecho realidad. La joven guardameta burgalesa, Jimena Vicario, de 17 años y natural de Modúbar de la Emparedada, se ha proclamado campeona con la selección española de la Copa Mundial Femenina de Fútbol 2022 en la categoría Sub-17, cuyo torneo acaba de disputarse en la India.

Han sido muchos los homenajes recibidos por la selección española, de la que formó parte la burgalesa, aunque no llegó a jugar como titular en ninguno de los partidos disputados. Recibidas con vitores y aplausos a su llegada a España, recibieron también el homenaje de la Federación Española de Fútbol en Las Rozas, con presencia del presidente, Luis Rubiales.

Y ahora tocan actos más personalizados. Jimena Vicario recibió este miércoles el homenaje de la Diputación burgalesa, en un acto en el que estuvieron presentes el presidente de la Diputación, César Rico; el presidente del Instituto Provincial para el Deporte y Juventud, Ángel Carretón y la diputada provincial responsable de Cultura, Raquel Contreras.

Jimena Vicario junto al presidente de la Diputación, César Rico y el presidente del IDJ, Ángel Carretón.- Foto: Elia Ruiz

Jimena destacaba en el acto que: “Muy pocas personas tienen la oportunidad de participar en un Mundial y yo lo he vivido, aunque haya sido desde el banquillo, y he aprendido mucho, para mi ha sido una experiencia inolvidable”.

La guardameta animaba durante el acto a las niñas “a que practiquen fútbol, por que es un deporte que aporta muchas alegrías, que no se lo piensen a la hora de jugar en cualquier equipo”.

Aunque Jimena Vicario lleva dos años jugando en el club vallisoletano del Parquesol, no olvida que sus orígenes estuvieron en el fútbol femenino de Burgos: “Aquí aprendí las bases del fútbol, sin la ayuda que me dieron aquí, hubiera sido imposible lo que estoy viviendo, estoy muy agradecida”.

Además considera que, aunque en el fútbol femenino español se han dado pasos importantes, todavía queda mucho por hacer: “El fútbol femenino ha crecido en los últimos años, pero no debe estancarse, debe seguir evolucionando, profesionalizarse y conseguir mejores condiciones para las mujeres que lo practican”.

Y apunta un par de objetivos: “Me gustaría poder jugar en Primera División y en la selección absoluta femenina, para ello voy a seguir trabajando.”

HOMENAJE EN SU PUEBLO MODUBAR DE LA EMPAREDADA

Jimena Vicario también recibió el pasado martes el homenaje de los vecinos de su pueblo natal, Modúbar de la Emparedada, que la recibió en el salón de plenos de la casa consistorial, donde además de recibir enhorabuenas y aplausos, pudo intercambiar opiniones en un coloquio con los asistentes.