La Fundación del Burgos CF arropa el acto de descubrimiento de una placa en memoria del joven aficionado blanquinegro.

Un momento del homenaje, con familiares y amigos de Sergio.- Foto: Burgos CF.

El parque Málaga de la barriada Inmaculada fue escenario este fin de semana de un emocionante homenaje en memoria de Sergio Díez Ramos, el joven aficionado del Burgos CF que falleciera de forma prematura a finales del pasado verano, a los 17 años, a causa de un tumor cerebral.

Su madre y sus familiares más cercanos descubrieron una placa, donada por la Fundación BCF, que estará para siempre ahí, junto a la cancha de fútbol que le vio crecer. “Pasamos tantos ratos felices juntos aquí que permanecerán siempre en nuestro recuerdo”, rezaba el in memoriam.

Julián Alonso, presidente de la Fundación BCF, ha mostrado su apoyo a sus seres queridos y allegados. “El Burgos CF es un vehículo para toda la sociedad. Aquí estaremos siempre que nos necesitéis”, ha concedido. El acto, conducido por el jefe de Gabinete de Alcaldía, Antonio Fernández Santos y que ha contado también con la presencia de los futbolistas del primer equipo blanquinegro Curro Sánchez, Andy Rodríguez y Javi Pérez, ha sido presidido por el alcalde de la ciudad, Daniel de la Rosa, que ha recordado que fueron muchos, incluido el entorno más cercano de Sergio, los que solicitaron este gesto y el Ayuntamiento recogió el guante. 

Jugadores del Burgos, Curro, Andy y Javi Pérez, con el presidente de la Fundación, Julián Alonso. .- Foto: Burgos CF

Fiel seguidor y abonado del Burgos CF, Sergio acudía cada fin de semana a El Plantío para animar a su equipo. El Groggy’s de Gamonal le ha hecho entrega a su madre de un ramo de flores en señal de cariño. “Desde el cielo, seguro que está orgulloso y agradecido de veros a todos aquí hoy”, ha declarado, visiblemente emocionada.