El técnico del Burgos CF asegura que su equipo lo va a dar todo por seguir en lo alto de la tabla con la base del trabajo y el esfuerzo.

Foto: LaLiga

El entrenador del Burgos CF, Julián Calero, ha hecho valoración de lo que ha supuesto sumar esta jornada tres puntos de oro que certifican la tercera plaza de la clasificación.

El técnico blanquinegro ha resaltado los puntos fuertes que han hecho a su equipo vencer al Ibiza: “No hemos vivido de las rentas del primer gol. Ha habido un trabajo extraordinario de mis jugadores, agresivos en cada taque, con rapidez y dinamismo. Ellos han tenido más el dominio del balón, pero no nos han generado mucho peligro. En la segunda parte, las tarjetas amarillas nos han condicionado y nos ha costado volver a sentirnos cómodos. De todas maneras, el partido ha sido bueno y nos llevamos el premio de la victoria, que hace que la derrota en Lugo sea más llevadera”.

Llegado el descanso, Calero ha advertido a la plantilla de que era “muy importante no echarse atrás en los primeros minutos. Al final nos hemos replegado más de lo que me hubiera gustado, y la acción del gol anulado nos ha ayudado a despertar y volver a coger ese ritmo. Luego, los cambios de Grego y Gaspar nos han dado soltura y nos ha permitido meter a Elgezabal en el mediocentro. En ese momento, el equipo ha respirado más”.

El entrenador burgalesista ha hecho énfasis en todo lo positivo que saca tras el partido: “Me voy muy contento con el resultado, con mis jugadores, consiguiendo otra vez la portería a cero, situados en tercera posición y con nuestra gente disfrutando en El Plantío”.

Sobre esto último, Calero le da gran importancia de lo que supone estar en la tercera posición de la clasificación: “Supone una confianza tremenda para el equipo, seguridad en lo que está haciendo, también el hecho de creer que en el futbol no todo es lo económico, y que se pueden hacer cosas con trabajo, esfuerzo y con el apoyo de tu gente. Sabemos quiénes somos, pero vamos a estirar esta situación todo cuanto podamos”.