(Fotografía: SPB/Borja B. Hojas)

El Hereda San Pablo Burgos quiere dar un nuevo paso adelante en su recorrido por la temporada de LEB Oro. El equipo castellano recibirá al HLA Alicante mañana sábado, a partir de las 18:00 horas, en el Coliseum. Los de Paco Olmos encaran este encuentro con la idea de crecer más en su juego y prolongar una semana más la racha de victorias, sabiendo que el cuadro alicantino llegará con ganas de resarcirse tras su última derrota.

“Hemos tenido una semana larga de entrenamientos, que queríamos que fuera de carga de trabajo, y creo que ha sido muy provechosa”, ha expuesto el entrenador Paco Olmos en la rueda de prensa previa al partido, para el que espera disponer de “los once jugadores en perfectas condiciones”.

Las molestias de Marc-Eddy Norelia van quedando atrás después de unos días en los que han trabajado específicamente con el ala-pívot para tratar de superar ese inconveniente que no le había permitido participar en gran medida en los últimos choques. “Esta semana hemos hecho un muy buen plan de trabajo con él, tanto de los fisios como de Dani (Hernández Roda) con la preparación física, y hemos ido de menos a más”.

En esa misma línea de progresión, se ha desenvuelto el equipo al completo en estas últimas sesiones de preparación. “Con el trabajo que hemos hecho, la idea de esta semana es crecer más”, ha señalado el técnico valenciano, que espera que esa labor se traduzca en que “el equipo manifieste que está más engranado, que tiene más claro el sistema y que estemos en un mejor ritmo e intensidad, tanto en defensa como en ataque”.

HLA Alicante llegará al Coliseum desde la undécima posición de la tabla, con un balance de dos victorias y de dos derrotas. La última de ellas se produjo con una contundente diferencia ante Zunder Palencia (54-82), uno de los equipos invictos en la competición, por lo que se espera que los de Rafa Monclova lleguen con ganas de resarcirse en el encuentro de mañana.

“Tenemos que esperarnos al mejor Alicante de la temporada”, ha advertido Olmos sobre un equipo “con muchas virtudes, con un plan defensivo claro y complejo de atacar”. El entrenador del Hereda San Pablo Burgos ha afirmado que se trata de un conjunto “con talento, bien construido y muy completo”.

El de mañana será un duelo de reencuentros entre jugadores y sus exequipos. Por un lado, el pívot de los burgaleses, Joey van Zegeren, se medirá al conjunto en el que militó en la pasada temporada de LEB Oro. Por otro, retornará a Burgos uno de los miembros de la plantilla que alcanzó el ascenso a la Liga Endesa acb en la campaña 2016/17, el base islandés Aegir Steinarsson.

El encuentro de esta quinta jornada se presenta como un exigente compromiso para los castellanos, que tendrán como punto de partida para buscar la victoria “el ritmo defensivo con que vamos a entrar en el partido”, ha destacado Olmos. El entrenador ha apuntado como clave esa “seguridad y solidez defensiva” del inicio para poder tener “un ritmo más alto” en ataque, donde deberán cuidar el balón para acumular “pocas pérdidas”.

Los que mañana ejercerán de locales tendrán a su favor el factor de la afición desde la grada del Coliseum. “Aquí tenemos que hacer un fortín, pero somos nosotros los que tenemos que empujar a la gente”, ha recordado el técnico, que ha recalcado: “Nuestra afición siempre está ahí, pero hay que darle motivos”.

Con el plan de partido sobre la mesa, el Hereda San Pablo Burgos tratará de enlazar su tercera victoria consecutiva en el encuentro ante HLA Alicante, que arrancará este sábado, a partir de las 18:00 horas, en el Coliseum.