La cantera de la Sala de Esgrima de Burgos se desplazaba a la capital vallisoletana de Zaratán para disputar su primer torneo regional de la temporada 2022/23. Cada deportista del club burgalés participó en su arma y categoría acompañados de sus entrenadores Carlos Zayas y Mónica Merino. El resultado ha sido muy positivo consiguiendo subir al podio en casi todas las categorías, en una de ellas llegando a lo más alto.

Comenzaba la categoría de SAES-BU tenía a tres deportistas entre los 8 mejores, Mario Panadero, Eduardo Herrero y Ramón Núñez, lamentablemente ninguno de ellos conseguía ganar su asalto y subir al podio.

El segundo bloque era para los tiradores menores de 13 años, donde Alberto Martín completaba una gran competición consiguiendo la medalla  de plata perdiendo por un solo tocado en el minuto de la prioridad o tocado de oro, mientras que su compañero de club Mateo Barrio caía en asalto previo a las medallas por dos tocados.

El momento más emocionante y divertido vino en el último bloque de categorías, los más pequeños de la esgrima autonómica entraban en juego, Víctor Calleja de 10 años realizaba una competición que dejaba a todos paralizados, en la fase de grupos ganaba todos sus asaltos algunos de ellos sin recibir ningún tocado, ganado todos los asaltos del cuadro de eliminación directa con mucho margen en los marcadores llegando a lo más alto del podio regional.

Para terminar el día las categorías sub9 y sub7 entraban en juego, Raquel Iglesias conseguía la medalla de bronce en sub9 en una gran competición perdiendo por solos dos tocados de diferencia y Lucía Zayas realizaba una perfecta fase de grupos ganando todos sus asaltos y solo cediendo en la final por 199 subiendo al segundo escalón del podio. Valeria Calleja quedaba en 5ª posición en un reñido asalto de eliminatorias.