(Fotografías: SPB/Borja B. Hojas)

Análisis a las tres primeras jornadas en LEB Oro con equipos muy competitivos y presupuestos nunca vistos en la categoría

Las tres primeras jornadas en la LEB Oro ya han dejado las primeras sensaciones en todos y cada uno de los equipos, así como las primeras pinceladas a nivel clasificatorio. Únicamente tres equipos se mantienen invictos, así como dos equipos cierran la tabla sin estrenar todavía su casillero de victorias.

Andorra comanda la clasificación demostrando ser uno de los grandes candidatos al ascenso directo. Recién descendidos de la ACB, al igual que el Hereda San Pablo, han conformado una gran plantilla gracias en parte a su elevado presupuesto, muy superior al del resto de equipos, exceptuando quizás el del conjunto burgalés. Destaca por sus dos victorias a domicilio, la última de ellas con gran solvencia.

Junto a ellos, Palencia y Lleida cierran el trío de equipos invictos. Los palentinos vuelven a mostrar sus argumentos al igual que en los últimos años para ocupar los puestos cabeceros de la clasificación. Por su parte, los ilerdenses quieren seguir en la brecha por el ascenso a la Liga Endesa. Ya disputaron el play off la pasada campaña y en esta ya han logrado doblegar a Andorra en la Liga Catalana y pasar por encima de Estudiantes en el inicio de la temporada, por lo que para nada se debe minusvalorar al equipo dirigido por Gerard Encuentra.

Tras ellos, varios equipos han sumado dos victorias, al igual que el equipo de la ribera del Arlanzón. Los de Paco Olmos, ahora mismo séptimos en la clasificación, han sido capaces de mostrar una buena cara así como la peor de las versiones. Las dos victorias en el Coliseum quedan empañadas por la desastrosa derrota cosechada en Valladolid, donde el equipo azulón ni estuvo ni se le esperó durante los cuarenta minutos que estuvo en pista para desesperación de los más de quinientos burgaleses desplazados.

Y eso es algo que el aficionado no va a perdonar esta campaña. Se podrá perder, sí, de hecho se perderán más encuentros, pero bajar los brazos a las primeras de cambio es algo que los seguidores azulones no van a pasar por alto esta temporada, máxime cuando la cifra de los que te acompañan a cada desplazamiento ya la quisieran para sí no sólo cualquier equipo de esta categoría sino cualquiera de la ACB.

Por otra parte, en casa ha sabido ponerse el mono de trabajo y llevarse los triunfos, si bien no holgadamente pero sí sin contratiempos de última hora. En el partido de Melilla supo manejar el marcador en el tramo final, y el equipo mejoró bastante en el último compromiso disputado ante Almansa.

Y ojo porque esta temporada los burgaleses van a tener que sudar tinta en el Coliseum. Lo dijo el técnico de CB Almansa el pasado sábado, que habían venido muy motivados al feudo burgalés. Y eso va a ser la tónica durante toda la temporada. Ganar ante más de ocho mil espectadores va a ser el caramelo que todo rival al que se va a enfrentar el San Pablo va a querer llevarse a la boca esta temporada, si bien debe ser un plus de motivación para que los burgaleses den lo mejor de sí ante su público.

Plantilla tiene el conjunto burgalés, pero tiene que engranar todavía la misma, así como los jugadores dar ese paso adelante necesario. San Miguel y Corbalán deben mejorar su juego en ese puesto tan complicado como fundamental en esta categoría. También se espera más de Van Zegeren, el cual ya mejoró notablemente en el último partido, así como de la aportación de Kacinas y Marjanovic, las últimas incorporaciones del equipo.

La circunstancia de que 16 de los 18 equipos ya hayan estrenado su casillero da fe de la calidad de los equipos esta temporada, posiblemente una de las más competitivas de toda la historia, con presupuestos que hacía años no se veían y con varios equipos queriendo dar el salto a la máxima categoría del baloncesto.

Burgaleses, andorranos y estudiantiles añoran regresar cuanto antes a esa categoría perdida, y varios clubes, caso de Alicante, Lleida o Valladolid aspiran volver años después, no sin olvidar a equipos como Palencia o Coruña que sueñan con estrenarse en la misma. Todo ello va a dar tremenda emoción a cada partido y muchas sorpresas esta temporada. Y ojo a estas primeras jornadas, pues todo lo que se falle en las mismas va a suponer tener que remar a contracorriente el resto de la temporada.

En cuanto a los nuestros, los próximos compromisos van a empezar a mostrar cuál va a ser nuestro lugar clasificatorio. Importante compromiso este sábado ante un Oviedo en horas bajas que cierra la clasificación, donde deberán mostrar la otra cara a domicilio, pues la siguiente salida que tendrán que realizar será ante Andorra.