Hotel Ciudad de Burgos.

(Fotografía: Luz Iglesias)

La temporada de barro prosigue a buen ritmo para Felipe Orts, que disputa en Bélgica, Países Bajos y República Checa un total de cinco pruebas de ciclocrós en lo que resta de mes de octubre.

Este jueves día 20 afrontará en Ardooie una prueba donde ya ha cosechado buenos resultados en recientes ocasiones, dentro del top-10 y en días de lluvia que complican parte del recorrido en este circuito belga. Sin respiro, la competición se traslada el domingo 23 a Tabor para afrontar la prueba de la Copa del Mundo en donde se intentarán sumar los primeros puntos para el certamen.

De regreso a Países Bajos, el martes 25 se disputa la competición de Woerden para rematar el sábado 29 y domingo 30 con dos pruebas en Bélgica, la primera de ellas el Superprestige de Ruddervorde y como broche una nueva cita puntuable para la Copa del Mundo en Maasmechelen. Apretado calendario en el que Felipe Orts quiere ser competitivo para alargar los buenos resultados en el inicio de temporada en Galicia.

Felipe Orts: “Arrancamos esta gira con muchas ganas. Conozco las carreras, son circuito en los que ya he competido varias veces y busco saber cuál es mi nivel real contra los rivales europeos. Ardooie no me viene muy bien pero me ayudará a coger ritmo, después el domingo Tabor que es Copa del Mundo y seguido Woerden que me hace mucha ilusión. Hice allí tercero el año de antes de la pandemia y quiero volver a conseguir un gran resultado. Tengo muchas ganas de competir en estos países”.

Hotel Ciudad de Burgos.