El Esgrima Cid Campeador comenzaba en positivo la liga nacional de equipos, en la que vencieron al Cardenal Cisneros de Madrid y al club de Albacete. El conjunto cidiano vuelve a iniciar con buen pie la competición, tras la que intentarán reforzar su trabajo para mantenerse sólidos a diferencia de temporadas pasadas.

Roberto Codón, Jorge Barrio y Miguel Chuzón conformaron el equipo que logró este buen comienzo, aunque queda mucha temporada por delante, esperan que este año sea el definitivo.

Si la competición por equipos fue positiva, la individual no salió como los cidianos esperaban. La primera fase se desarrollaba con 214 participantes donde hay cincuenta exentos que van directamente al domingo, entre ellos Chuzón con el dieciocho del ranking. De ella, tras las previas pasan los 16 primeros de las mismas, el resto se eliminan en dos cuadros de eliminación.

En esta primera fase, Codón pasaba con el 40 pasaba exento de 128 y se colocaba en 64, donde se le torcía un asalto para el que, en principio, era favorito. Este le frenó de golpe dejándolo fuera de la fase del domingo con la posición 90. Con el 36 Barrio que ganaba en 128 a Hugo López de Valencia y en cuadro de 64 a Luis Pérez de Madrid.

Por su parte, en la previa, Chuzón sumaba cuatro victorias pasando con el número 40, Jorge Barrio con una victoria se quedaba fuera de la competición con la posición 87. Chuzón en el cuadro de 64 se medía con un adversario complicado con el que había perdido anteriormente, Daniel García del Lázaro Cárdenas le batía por 15/10. Su clasificación final fue la 45.

El buen día, la suerte de los cruces junto lo que se entrena a este altísimo nivel complica en gran manera estas exigentes competiciones y, por ello, la vuelta a los entrenamientos buscando la mejora es la dinámica de todo deportista profesional y también en el caso de la esgrima amateur.