Ingresado en el HUBU y estable.

Momento en que el aficionado es atendido en El Plantío.- Foto: LaLiga

Fue un momento de tristeza e incertidumbre en El Plantío durante el derbi entre el Burgos y el Mirandés. Las gradas enmudecieron y el partido se paró para facilitar que las asistencias médicas pudieran actuar con la máxima celeridad y acceder a las gradas para atender a un aficionado que había sufrido una dolencia cuya gravedad se desconocía en ese momento.

Fueron algo más de 10 minutos, que se hicieron eternos, mientras fue atendido por miembros de la Cruz Roja en el propio campo y hasta que la ambulancia pudo evacuar al aficionado al Hospital Universitario.

Desde el Burgos CF, su gabinete de comunicación avanzaba en la noche del domingo, que este aficionado del Burgos sufrió una parada cardiaca y fua atendido mediante desfibrilador, quedando ingresado en el HUBU, ingresado en la UCI y en situación de estable.

El suceso ha puesto de manifiesto la importancia de la solidaridad de quienes le rodeaban en la grada de El Plantío para hacer el llamamiento de alarma a los servicios médicos y que fuera atendido lo antes posible.

Esperamos que lo antes posible, esta persona se recupere de la dolencia sufrida mientras presenciaba un partido de grandes emociones, que puede deparar estos sustos. Lo importante es la seguridad y la atención a las personas que puedan necesitarlo. Esta vez, justo es destacarlo, todo funcionó como se esperaba.