El entrenador del Burgos, Julián Calero, valora la victoria de su equipo ante el Mirandés y el tercer puesto que ahora ocupa en la tabla.

Julián Calero en la rueda de prensa tras el partido.- Telefoto.

El técnico del Burgos, Julián Calero, no ocultaba su satisfacción por una victoria en un partido muy complicado y con muchas circunstancias de por medio, pero que le permite al Burgos mantener el tercer puesto en la clasificación tras el gol de Mourad en los últimos minutos del partido: “La épica es preciosa, siempre que se marca al final, siempre que se consigue el objetivo que buscas, con toda la gente volcada, es muy bonito”.

El técnico destacaba la buena situación del Burgos en estos momentos que considera debe servir para disfrutarla todos: “Tener 21 puntos a estas alturas es una locura para nosotros, hemos logrado 9 en esta semana, que es la leche, y disfrutando de una situación inesperada e insólita en la que el público se lo está pasando, como dirían en mi pueblo, como un cerdo en un charco, así que que lo disfruten porque es un momento en que la ciudad y el equipo lo tienen que disfrutar”.

El gol de Mourad supuso la apoteosis en El Plantío, ya que el Burgos jugaba con un hombre menos y según Calero es el premio al trabajo de todos: “El último gol ha premiado el trabajo de los jugadores, en el único cambio metimos a Saúl con la única intención de que, todavía en los últimos minutos y con el empate, pudiéramos engancharles en una oportunidad y ha salido fenomenal, la noche ha sido genial”.

Tras la expulsión del guardameta Caro el Burgos debía de afrontar casi una hora jugando con un hombre menos, una situación que abordaron en el vestuario durante el descanso: “En el descanso les he dicho a los jugadores que debíamos intentar que se notara lo menos posible que estábamos con uno menos, y les hemos dejado que generaran superioridad en una zona concreta del campo, en la zona de los centrales, era una prueba que les poníamos y sí éramos capaces de superarla seríamos capaces de cualquier cosa, eso les dijimos en el vestuario y es verdad que en un momento del partido parece que nos quedábamos sin escapatorias y pusimos a Mourad y dos centrocampistas para ayudar por fuera, ha sido el trabajo de todos ellos, un trabajo brutal después de tres partidos, jugar el tercero durante una hora con uno menos, ha sido terrible, así que me rindo ante ellos y ante su amor propio.”

Además Calero ha felicitado al guardameta Dani Barrio que ha salido en un momento delicado del equipo: “A Dani Barrio le he visto muy bien, ha salido en un momento delicado, con una faltas directa y en las dos o tres primeras intervenciones que ha tenido en el partido, si alguien tenía alguna duda, ha dejado claro que es un portero de alto nivel, con experiencia, que maneja muy bien los tiempos de partido, y que está haciendo un gran trabajo en el día a día, que la gente no ve pero yo sí lo veo, muy bueno, por lo tanto le tengo que felicitar porque hoy no era fácil con el cúmulo de circunstancias que tenía, está claro que tenemos dos buenos porteros.”