En Villayerno Morquillas jugaron la final provincial individual B los jugadores que consiguieron la plaza en el circuito provincial al ser los que más puntos consiguieron a lo largo de toda la temporada. 32 fueron los participantes destacando entre ellos varios jugadores jóvenes, alguno de ellos todavía en edad juvenil, lo que demuestra que se sigue viendo juventud en las boleras burgalesas y haciendo buen papel.

También hay que destacar la participación de una mujer, Sara Cuenca de Villariezo, si bien no era la única que había conseguido el puesto. Cada jugador tendría dos bolas a cada juego, diez en total y los seis primeros conseguirían el pase a la segunda ronda sumando los bolas de ambas para dar el vencedor absoluto. Además estaba en juego el ascenso a la categoría A.

Comenzó el torneo al juego de la mano donde se destacaron en primera instancia los hermanos de Avellanosa del Páramo José Vicente y Jesús María García con 60 bolos cada uno. Al castro mano 50 bolos consiguió César Cubillo de Cueva de Juarros siendo el mejor, seguido de Sara Cuenca con 44. A la diabla también sumaron 50 bolos Alberto García del Plantío y Abrahám Vicario de Salgüero de Juarros que les acercaban al primer objetivo.

Al castro diabla el más destacado fue el jugador local José Antonio Hortigüela con 51 bolos, seguido de Diego de la Fuente de Villariezo que sumó 50 bolos `para totalizar 160 al dentro siendo el mejor hasta ese momento. A pasabolo lo más importante era no fallar al ser una bolera complicada, siendo el juego que daría los seis primeros puestos. Pablo Arribas de Santa Cruz de Juarros con 122 bolos y Miguel Ángel Conde de Villariezo con 120 fueron los únicos en lograr salte en cada bola lo que les situaba en lo alto de la tabla.

Pasaron a la segunda ronda Miguel Ángel Conde con 249, Ándrés Ausín con 241, Jesús María García con 238, Pablo Arribas con 226, Jesús Miguel García con 215 y Diego de la Fuente con 211. Nada se decidió a la mano donde hubo mucha igualdad, pero tras tirar al castro mano se apretaba la tabla quedando Jesús María a un bolo de Miguel.

Después de la diabla Pablo se ponía líder después de sumar 43 bolos, pero al castro diabla Miguel retomó el liderato al conseguir 50 bolos más, que refrendó a pasabolo con dos saltes más y otros 120 bolos a sabiendas de que Pablo no había conseguido ninguno.

La clasificación final fue la siguiente:

1º Miguel Ángel Conde de Villariezo con 484 bolos

2º Pablo Arribas de Santa Cruz de Juarros con 433

3º Andrés Ausín de Modúbar de San Cibrián con 429

4º Jesús María García de Avellanosa del Páramo con 403

5º Jesús Miguel García de Villariezo con 391

6º Diego de la Fuente de Villariezo con 329