Ambos entrenadores posan en El Plantío con las camisetas previo al encuentro de este domingo.

Fotos: Javier Peñacoba / Burgosdeporte

Burgos CF y Mirandés volverán a verse las caras una temporada más en el fútbol profesional. Será este domingo, a las 18:30 h, con un Burgos que llega con la moral alta tras seguir imbatido y lograr dos victorias consecutivas que le aúpan al tercer puesto de la clasificación. Por el contrario, el Mirandés buscará salir de la zona baja de la tabla en El Plantío, donde no gana desde la temporada 2011-12, en Segunda División B.

Foto: Javier Peñacoba / Burgosdeporte

Esta mañana, se han reunido ambos técnicos con el fin de mostrar su respeto y cordialidad a escasos días de que el balón ruede sobre el césped. Sobre esto mismo ha hablado Julián Calero en rueda de prensa previa al encuentro, donde ha manifestado que “la afición debe respetarse y tener educación. Les pido que aprieten, que silben, que canten, etc, pero todo dentro de un orden. Me gustaría que este derbi fuera ejemplo para el resto de derbis del país, que se disfrute en la grada y en el campo y que no pase de ahí”.

Foto: Javier Peñacoba / Burgosdeporte

Echando la vista atrás, el derbi burgalés ha dejado episodios importantes en la historia de ambos clubes, como aquel 1-2 en la temporada 11-12 donde Pablo Infante anotó dos goles de penalti y significaron a final de temporada el ascenso de los rojillos a Segunda y el descenso a Tercera de los blanquinegros. Otro gran derbi fue el de la temporada 17-18 en Anduva, con resultado de 1-1 y un Burgos CF que rompía su racha de imbatibilidad tras un gol de Diego Cervero en la segunda parte.

Foto: Javier Peñacoba / Burgosdeporte

Sin duda, será un derbi que pese a la diferencia de puntos que separan a ambos equipos, será un duelo muy igualado en el que todos esperamos que independiente al resultado final, se convierta en una fiesta del fútbol burgalés.