Un polémico penalti, con repetición incluida, daba el gol del triunfo al Levante en la primera mitad.

Fotos: LaLiga

El Mirandés no pudo conseguir puntuar frente al Levante, que llegaba a Anduva tras el cese de su entrenador y sumido en una crisis que ahora se ve más fácil de superar. El equipo rojillo careció de profundidad, sobre todo en el primer tiempo y pese a que en la segunda parte mejoró su juego, las oportunidades no encontraron la portería visitante. El único gol del partido se produjo en la primera parte, en un polémico penalti por mano de Marcos Paulo dentro del área. Tras lanzarse y detener el balón el guardameta del Mirandés, Ramón Juan, que fue esta vez el titular en lugar de Alfonso Herrero, el colegiado ordenó repetir el lanzamiento, que Montiel alojó en el fondo de las mallas. Una derrota que deja al equipo rojillo más hundido en la clasificación, con 7 puntos.

mirandes levante

Comenzó bien el partido el Mirandés que pudo marcar en los primeros instantes, en un lanzamiento desde lejos de Nico Serrano que obligaba a la estirada de Cárdenas. Buscaban los de Joseba sorprender con transiciones rápidas y juego directo, mientras el Levante tampoco se encerraba atrás sino que quería pisar campo adversario con ambición. A los diez minutos, Raúl García volvió a fabricarse una opción de peligro con su clase recogiendo un centro para acabar disparando a la media vuelta, sólido bajo palos el portero levantinista.

El Mirandés llevó en la primera media hora el peso del partido, mientras el Levante buscaba las contras. A medida que pasaban los minutos, el Levante comenzaba a tener más presencia en el área rojilla. La jugada clave llegaba a los 35 minutos cuando un centro de Son desde la diestra era indicado como penalti por una mano, más bien codo, de Marcos Paulo en la salida del cuero. El chut raso, deficiente, de Pablo Martínez encontró la parada felina de Ramón Juan. Pero el árbitro del encuentro, Moreno Aragón ordenó repetir el penalti. No se sabe muy bien el porqué, ya que Ramón Juan tenía un pie claramente detrás de la línea, y quizás algún jugador local pisaba el área. Y Joni Montiel esta vez no falló con un gran remate a la escuadra.

En la segunda parte el Mirandés fue otro y tomó el mando del partido. Los aficionados increparon al árbitro por una falta en ataque señalada a Raúl y sendas tarjetas amarillas mostradas en un minuto a jugadores rojillos. Pudo marcar el segundo el Levante por medio de Wesley pero detuvo muy bien el guardameta.

El Mirandés comenzó a llegar al área valenciana pero le faltaba cristalizar con oportunidades claras, al equipo local le faltaba ese último pase que da el peligro en las acciones dentro del área. Buscaron el gol y tuvieron opciones, Oriol Rey y Raúl a un cuarto de hora del final, fuera el primero y a las manos de Cárdenas el segundo.

La oportunidad más clara del Mirandés a los 80 minutos, cuando un centro sensacional de Beñat Prados lo remata desviado Raúl. Y un minuto después, la mala salida de Cárdenas a un centro de Parra dejaba el cuero en las botas de Marcos Paulo, pero su disparo raso lo sacaba Son cerca de la línea.

No se rendía el Mirandés y Pinchi rozaba el empate con un cabezazo a bocajarro que salvaba Cárdenas en dos tiempos. Dominio claro pero infructuoso de un Mirandés que mereció por juego un mejor resultado pero volvió a la senda de las derrotas en Anduva. Mala cosa.

Ficha técnica:

CD Mirandés: Ramon Juan; Raúl Parra, Álex Martín, Raúl Navas, Salinas; Manu García (Beñat Prados, 60′), Javi Serrano (Oriol Rey, 66′), Juanlu (Óscar Pinchi, 60′); Nico Serrano (Roberto López, 60′), Raúl, Marcos Paulo (Samuel Mráz, 87′).

Levante UD: Cárdenas; Son, Rubén Vezo, Álex Muñoz, Saracchi (Franquesa, 70′); De Frutos, Pepelu, Pablo Martínez (Iborra, 84′), Brugué (Cantero, 70′); Joni Montiel (Musonda Júnior, 78′); Wesley (Soldado, 84′).

Gol: 0-1 (42′): Joni Montiel, de penalti.

Árbitro: Moreno Aragón (Colegio madrileño). Tarjetas amarillas a los locales Manu García (46′), Raúl García (59′) y Raúl Navas (50′); y a los visitantes Cárdenas (73′) y Álex Muñoz (77′). El gallego Pérez Pallas fue el árbitro de VAR.