El entrenador del Burgos valora la victoria del conjunto blanquinegro en Andorra.

Julián Calero tras la victoria del Burgos en Andorra

Julián Calero, técnico del Burgos, estaba feliz con la primera victoria de su equipo lejos de El Plantío en esta temporada, en un partido en el que el Burgos sigue una jornada más con la puerta a cero y en lo alto de la clasificación. “Damos a esta victoria un valor tremendo, el Andorra está haciendo una gran temporada, tengamos en cuenta que los tres rivales a los que había ganado en este campo eran equipos muy importantes como el Granada, el Eibar y el Levante, nosotros sabíamos a donde veníamos y las dificultades que iba a haber porque el Andorra es un equipo que domina muy bien el juego de posición y nosotros hemos sabido soportar todo eso y dominar el partido a nuestra manera y al final el partido ha caído para nosotros, aunque ellos también han tenido sus opciones y quiero felicitarles por su gran comienzo de temporada.”

Para Calero lo mejor del partido ha sido la demostración del grado de implicación de todos los jugadores: “Me voy muy contento con la implicación del equipo para no relajarse, dicen que muere más gente bajando el Everest que subiéndolo, y nosotros habíamos subido el Everest y estábamos de bajada, y la posibilidad de caer en la bajada era importante, queríamos comprobar que nuestros jugadores sabían competir tres días después y lo han hecho fenomenal, han estado juntos, colaboradores”.

El técnico reconoce que el Burgos no tuvo la posesión de balón en este partido, a la que concede una gran importancia, aunque no es determinante: “La posesión es una parte del juego que dependiendo como la uses tiene una mayor trascendencia o menor, pero la posesión siempre es importante, pero depende de lo que haces cunado tienes la posesión, si eres capaz de crear dificultades a tu rival y de conseguir parar el partido cuando te intereses o llevar el partido donde te interesa, por eso la posesión es importante pero no es trascendental, porque sino hoy hubiéramos perdido cinco cero”

Calero ya piensa en el derbi del próximo domingo ante el Mirandés, que será otro momento importante de la temporada: “Ahora toca ya pensar en el partido del Mirandés, al que invito a todos para que llenen el estadio y que sea un derbi bonito, deportivo, los chicos se lo merecen y espero que la gente nos acompañe porque son fantásticos y nos están ayudando mucho”.

Y el técnico sigue advirtiendo ante la posible euforia por la buena marcha del Burgos hasta ahora: “Estamos en el peldaño 10 de un maratón de 42, queda mucho trabajo por hacer.”