(Fotografía: San Pablo Burgos)

El Hereda San Pablo Burgos y Bodegas Arzuaga-Navarro han firmado la renovación de su convenio de patrocinio para la presente temporada 2022/23, en la que el club castellano buscará el objetivo final del retorno a la Liga Endesa.

La bodega, perteneciente a una familia de origen burgalés, tendrá visibilidad en los espacios con los que cuentan las columnas del Coliseum, junto al patrocinio de diferentes acciones publicitarias que se desarrollarán durante este curso.

La renovación del convenio de patrocinio da continuidad a una unión entre la entidad deportiva y la marca Arzuaga-Navarro que está basada en los valores del trabajo y del esfuerzo diario en la consecución de los objetivos. Por medio de este patrocinio, la familia Arzuaga vuelve a demostrar su implicación con Burgos, dada su condición de lermeños practicantes y grandes seguidores del deporte burgalés.