(Fotografía: JENGA)

El Hereda San Pablo Burgos abre una nueva semana de su temporada de LEB Oro, en la que afrontará dos compromisos ligueros, que se disputarán el martes y el sábado, respectivamente. Los burgaleses jugarán mañana a domicilio el primero de ellos, visitando al UEMC RV Baloncesto, desde las 21:00 horas, en el Polideportivo Pisuerga de Valladolid.

El entrenador Paco Olmos ha analizado en rueda de prensa la previa de este enfrentamiento, al que llegan tras haber sumado el primer triunfo del curso ante Melilla Sport Capital Club el pasado sábado en el Coliseum: “El equipo está satisfecho. Conseguir la primera victoria con el ambiente que tuvimos es un empuje de motivación y de pensar que este es el camino”.

A pesar de haber vencido en el estreno de la temporada, el técnico ha reconocido que todavía deberán seguir creciendo en algunos aspectos, como por ejemplo, a la hora de cerrar los encuentros. “Controlamos el partido y cuando tienes opción de romperlo no debemos permitir que los equipos nos vuelvan. Esa es la gran enseñanza, más allá de mejoras en el juego”, ha explicado Olmos.

De cara a las próximas jornadas de LEB Oro, el valenciano ha advertido: “Tenemos que dar ese siguiente paso porque esta liga es muy competitiva. Los equipos juegan a un ritmo muy alto y, en el momento en que te sales del guion o del plan, aunque sea uno o dos minutos, se te complica”.

El cuadro burgalés podrá disponer de sus once jugadores del primer equipo para disputar el partido de mañana ante el UEMC RV Baloncesto, un rival al que se ha medido en dos ocasiones en la pretemporada, con victoria para el conjunto vallisoletano en ambos casos. Más allá del resultado, esos duelos sirvieron “para ver el tipo de equipo que te vas a encontrar”, lo que hace que “los jugadores necesiten menos información porque la han vivido en la cancha”.

Olmos ha definido a la plantilla que dirige Paco García como “una de las más físicas de la competición”, y que apuesta por “jugar desde la intensidad, la energía y el contacto, con un juego rápido”. El UEMC RV Baloncesto llega a esta segunda jornada después de haber caído en su estreno ante Zunder Palencia (75-65), en un duelo en el que los vallisoletanos “fueron muy competitivos en la primera parte y dominaron bien contra un gran equipo”.

Las claves para buscar una victoria a domicilio pasarán por “atacar” el partido desde el inicio y “jugar con mucha dureza en los dos lados del campo”, ha apuntado Olmos, que espera que los suyos puedan “ser capaces de mantener nuestro bajo nivel de pérdidas en ataque” y “dar un paso adelante en el rebote defensivo”.

Para llevar a cabo esa tarea, los burgaleses no estarán solos en Valladolid, hasta donde se espera que se desplacen más de 400 aficionados para vivir en directo el encuentro de esta segunda jornada de LEB Oro. El Hereda San Pablo Burgos afrontará su partido ante el UEMC RV Baloncesto este martes, desde las 21:00 horas, en el Polideportivo Pisuerga.