(Fotografía: Servigest Burgos)

El equipo burgalés renueva a Arredondo y se refuerza con Ettali, Ubri y Martínez / El grueso de la plantilla estará compuesto por los jugadores locales que ya estaban en División de Honor y el equipo de Segunda División

El Servigest Burgos ya se encuentra en su tercera semana de entrenamientos en su preparación de cara a la temporada 2022/2023. El primer partido de liga será el 15 de octubre, aunque el calendario ha sufrido un gran cambio debido al aplazamiento del Campeonato del Mundo que se iba a celebrar en noviembre, y que ahora se disputará en junio de 2023. Eso ha provocado que en el mes de noviembre, que había quedado libre en la competición española, se tengan que jugar dos jornadas previstas para el mes de abril en el calendario inicial.

La principal novedad en los primeros ensayos es el entrenador, Jonathan Vivar, quien poco a poco se tendrá que ir adaptando a la nueva disciplina, tan parecida al baloncesto tradicional y, al mismo tiempo, con tantos matices diferentes. Para ello contará con Hélder Da Silva como entrenador asistente.

En cuanto a los jugadores, la base de la plantilla estará compuesta por los jugadores burgaleses, fusionando los que militaban en el equipo de División de Honor con los que jugaban en la Segunda División las dos últimas temporadas. A ellos se une la renovación de Martín Arredondo, quien disputará ya su cuarta temporada con el conjunto burgalés. En el plano de fichajes, tres serán las incorporaciones que vestirán la camiseta del Servigest Burgos por primera vez.

Las novedades en la plantilla burgalesa

Ayoub Ettali es un jugador nacido en Marruecos, aunque afincado en España desde hace más de cinco años. En su país consiguió cinco veces el título de liga y seis el de la Copa del Rey con dos equipos diferentes. Ya en España, ha jugado en Club Adaptado Bahía de Cádiz, en el FDI Las Rozas y en el Vistazul Dos Hermanas.

La temporada 2021/2022 en el equipo sevillano, acabó con unas estadísticas de 12,8 puntos y 8,8 rebotes por partido. Como dato curioso, Ayoub simultaneó durante varios años su carrera en el baloncesto con una gran trayectoria en el mundo del tenis en silla de ruedas. Llegó a disputar en tres ocasiones el Campeonato del Mundo por equipos, con título de Campeón de África por el camino, además de llegar a estar posicionado en el número 70 del ranking mundial.

Pablo Ubri es otra de las novedades. El jugador de 22 años llega procedente del todopoderoso Ilunion, donde ha militado en las tres últimas temporadas. Se trata de un joven que viene a Burgos con la intención de buscar más minutos de juego y poder desarrollar todo ese potencial que se le adivina.

Llega directamente de disputar con la Selección Española sub-23 el Campeonato del Mundo en Tailandia, donde la escuadra nacional ha conseguido la medalla de bronce.  Con la misma selección ya fue Campeón de Europa el año pasado en Italia. A nivel de clubes se proclamó Campeón de Liga y Copa en la 19/20 con Ilunion, y consiguió el ascenso a División de Honor con el FDI Las Rozas en la 18/19.

Finalmente, también llega al Servigest Burgos el mexicano Efrain Martínez, más conocido en el mundillo como el “Flaco”. Jugador con larga trayectoria en la liga española, ya que llegó a ella en el 2015 para jugar durante dos temporadas en el Amiab Albacete, donde coincidió con el ahora jugador burgalés Martín Arredondo.

Posteriormente, disputó cuatro ligas en el equipo de Amivel de Vélez Málaga, y la última temporada jugó en el Red Dragons francés. Se trata de un jugador espectacular, muy rápido y con gran dominio de silla, que está llamado a ser el líder anotador del equipo y una de las estrellas de la Primera División. 

Ultimando la preparación para la liga

En estas dos semanas que quedan para el inicio de la liga, los burgaleses esperan ir cogiendo el tono adecuado de forma física y, por supuesto, la conjunción necesaria para ser uno de los principales candidatos al ascenso de categoría.

Ya se han disputado dos partidos amistosos contra el Fundación Aliados de Valladolid, en los que las sensaciones han sido buenas, a pesar de la diferencia de categoría, ya que, no olvidemos, los vallisoletanos son equipo de División de Honor que este año se ha reforzado de una manera magnífica.

El formato de la Primera División es el  de una liga regular en la que juegan los diez equipos contra todos a doble vuelta, pero solo los cuatro primeros pasan a una Final Four en la que se decidirá qué equipo asciende a División de Honor, con lo que toda la preparación debe ir encaminada a estar en el mejor momento posible cuando esta se dispute.