El entrenador del Burgos CF destaca el valor del punto conseguido por su equipo ante el Villarreal B.

Julián Calero durante el partido: Foto: LaLiga

Julián Calero, técnico del Burgos CF, valoraba en sala de prensa el partido jugado por el equipo blanquinegro ante el Villarreal B, que ha supuesto un nuevo punto para el conjunto castellano: “Le hemos dejado hacer pocas cosas al Villarreal B que en casa ha llevado una media cercana a los tres goles por partido, y no solo no le hemos dejado generar mucho sino que también con balón hemos estado bastante correctos, hemos intentado llegar con peligro”.

Calero afirmó que se quedaba con una “sensación agridulce porque vinimos con la intención de buscar la victoria, de marcar y de ganar, pero también me voy satisfecho porque viendo competir así al equipo estoy seguro de que el gol tiene que llegar, no queda más remedio y es verdad que el fútbol a veces no te premia y el justo premio es que hubiéramos ganado, aunque también es cierto que no ha habido una gran diferencia, y nos ha faltado ese último acelerón final, pero esto es fútbol.”

El técnico lamentó que las oportunidades que tuvo el Burgos en la recta final del partido no se hubieran traducido en gol: “Nos ha faltado esa confianza que te da el ganar partidos, y nos está costando un poquito hacer goles, aunque no le puedo poner ningún pero al equipo porque creo que hemos hecho uno de los partidos más completos fuera de casa, ya no solo por no encajar, sino porque hemos tenido esas posibilidades de gol”.

Y el técnico se muestra convencido de que “los resultados van a llegar, de hecho están llegando porque estamos con 12 puntos que es una buena cantidad, y estoy seguro que el trabajo que están haciendo los chicos nos llevarán pronto a la victoria y al gol”.

Por último Calero también se refirió a la marca que está logrando el equipo con el guardameta Caro a la cabeza en cuanto a imbatibilidad, con ocho partidos consecutivos con la puerta a cero: “Es una marca importante y bonita, que hay que adornarla con goles, y con un poco más de acierto que hubiéramos tenido en los partidos que hemos jugado, estaríamos más arriba, pero es un peaje que tenemos que pagar, es nuestro segundo año en el fútbol profesional, y estamos todavía en periodo de adaptación”.