El técnico del Burgos CF considera que sus jugadores están preparados mentalmente para marcar o encajar goles.

Foto: Javier Peñacoba / Burgosdeporte

El entrenador del Burgos CF, Julián Calero, ha analizado en rueda de prensa cómo se encuentra su equipo de cara al próximo duelo fuera de casa ante el Villarreal B, un filial que se encuentra en la zona media-alta de la tabla y que se encuentra en estos momentos como el equipo más goleador del campeonato junto al Eibar, con 12 tantos en su casillero.

¿Cómo afronta el equipo el próximo partido ante el Villarreal B?

El equipo está bien, con muchas ganas de volver a competir. Ha sido una semana un poco más corta pero en la que hemos trabajado para mejorar cosas y fortalecer nuestras virtudes.

¿Qué puntos fuertes tiene el Villarreal B?

El Villarreal B es un rival peculiar. Tiene un compendio de edades muy variado, que mezcla el talento de sus jugadores con la experiencia de otros que les otorga estabilidad. Tienen un potencial ofensivo tremendo y más aún en casa, donde ha marcado 8 goles en tres partidos. Por lo tanto, es un filial con mucho orden y desparpajo, muy bien entrenado y frente al cual vamos a tener que trabajar mucho para sacar algo positivo de allí.

¿Y cuáles son sus puntos débiles?

Hemos planteado el partido ajustado a nuestra forma de competir. No conviene pensar solo en mantener la portería a cero, sino que hay que hacer otras cosas para meter ritmo de partido, darnos seguridad y llegar al área contraria. Sabemos el tipo de partido que tenemos que hacer, nosotros también tenemos nuestras capacidades y posibilidades de transitar. Somos peligrosos también y tenemos armas para hacerles daño. Nuestra intención es competir bien.

¿Cómo se encuentra Grego Sierra de su lesión? ¿Va a entrar en la convocatoria?

Hemos estado trabajando con los fisios sobre su estado durante toda la semana. Hoy nos queda una ultima prueba. Está complicado, pero quiere probarse a ver como está. Es una lesión que te suele llevar 10-14 días, y va a ser difícil que pueda llegar al partido. Aún así, su forma de pensar y su esfuerzo te hace pensar que pueda llegar al encuentro. Prefiero no forzar a ningún jugador por si luego se agrava su lesión y no puede competir más, pero veremos las sensaciones que tiene en las últimas horas.

Si el equipo no marca, ¿comenzarían a sonar las primeras alarmas?

No. Nosotros vamos con la intención de marcar y ganar, independientemente de lo que ocurra. Me preocuparía si no generemos ninguna ocasión de gol y no nos acercamos a la portería. Nosotros tenemos una serie de automatismos, pero luego ya es la decisión del jugador y cómo termina definiendo.

¿Temes la reacción que pueda tener el equipo una vez encaje ese primer gol en contra?

Cuando llevas tanto tiempo sin encajar un gol, significa que llevamos mucho tiempo sin sobreponernos a un resultado adverso. Tenemos asimilado que una vez llegue ese gol en contra, que no sea un golpe tan duro. Los jugadores están preparados para ello y hay que darle la normalidad justa. Si tiene que ocurrir esta semana que sea así, pero ojalá llegue en un momento que no afecte al resultado global del encuentro.