El equipo rojillo hizo una buena primera parte y puso en aprietos al Granada en muchos momentos aunque no pudo sumar en el Nuevo Los Cármenes. El Granada se queda con los puntos gracias a dos goles de Uzuni.

Fotos: LaLiga

El Mirandés no pudo obrar el milagro en Granada y sigue una jornada más como farolillo rojo de la Segunda División. El equipo rojillo dejó momentos de buen juego y realizó un gran esfuerzo para intentar sorprender a un Granada favorito. Pero el equipo andaluz dejó constancia de su pegada y calidad de juego y con dos goles de Uzuni, uno de cada tiempo sentenció el partido a su favor.

Comenzó con ganas el Mirandés, hoy vistiendo de amarillo, sacando un saque de esquina en los primeros segundos de partido que acabó en nada. Los de Miranda de Ebro jugaban continuamente en campo rival durante los primeros compases del encuentro, generando muchas dudas en la defensa nazarí, algo intimidada por la presión alta de los visitantes.

El primer acercamiento del Granada llegó a los cuatro minutos de juego, tras un error del portero visitante en la salida de balón, aunque el centro desde la derecha no fue rematado por nadie del conjunto local. Un minuto más tarde, Quini hacía trabajar por primera vez a Herrero.

A los 10 minutos, en el segundo saque de esquina del Mirandés, el balón acabó en el fondo de las mallas de la portería del Granada, pero el árbitro anuló el tanto porque el esférico había salido del campo en su trayectoria desde el saque de esquina. El comienzo no pudo ser peor para el Granada. Con el susto aún en el cuerpo por el tanto anulado al Mirandés, Ignasi Miquel tenía que ser sustituto debido a una lesión. Karanka apostó por Víctor Díaz para reemplazar al central catalán.

Respondió el Granada al buen momento del Mirandés con una falta directa lanzada por Bodiger que se fue rozando el palo derecho de Alfonso Herrero. Los primeros 20 minutos de partidos llegaron con el encuentro muy trabado, con muchos parones durante el encuentro por parte de uno y otro equipo, aunque el Mirandés ofreciendo algo más que los locales.

Cerca de la media hora de encuentro, una contra del Granada conducida por Callejón acabó en córner tras la buena intervención de Michelis en defensa, quien impidió el remate del ariete local. El encuentro era de ida y vuelta pero sin ocasiones y sí con imprecisiones de ambos conjuntos. El ritmo de partido comenzó a bajar y la presión alta del Mirandés ya no era tan intensa. Poco a poco el Granada fue consiguiendo el control de la pelota, aunque los visitantes eran capaces de lanzar rápidamente las contras, sin que ninguna causa peligro.

Y al borde del descanso, un balón controlado por Callejón, le permitión un buen pase a Uzuni que puso el 1-0 en el marcador. Era el minuto 44. El Mirandés intentó responder el gol encajado mediante el balón parado, primero con un córner y luego con una falta en la que colgó el balón al área, aunque ninguna de las dos jugadas generaron peligro alguno. Con estos ataques visitantes se llegaba al descanso.

En el comienzo de la segunda parte, poco le duró la alegría a los locales. Un error de Bodiger en el 49′ provocó un mano a mano de Raúl García con el meta del Granada que el delantero acabó transformando en el empate a uno.

El equipo andaluz daba un paso adelante en busca de la victoria y comenzó a meter balones al área con la presencia de Jorge Molina, que entró en el tiempo de descanso, para rematar, generando algún que otro disparo desde fuera del área que llevaron peligro.

El Granada dominaba más y controlaba el partido que a los 68 minutos tuvo una clara ocasión con un centro por la derecha que no llegaron a rematar ni Jorge Molina ni Uzuni. Era el preludio de un gol que se veía venir. Uzuni volvía a marcar a los 75 minutos en un balón largo que prolongó Jorge Molina para que Callejón se la pusiera al albanés que no desperdició la oportunidad. Era el 2-1 definitivo.

El técnico del Mirandés, Joseba Etxeberría, buscó la reacción con los cambios. Primero dando entrada a Nico Serrano, y luego con Samuel Mráz. pero los minutos pasaban y el juego era cada vez más trabado, con numerosas faltas y varias amonestaciones del árbitro. El Granada supo controlar así el partido, creando algo de peligro el Mirandés solo a balón parado, como en una falta lanzada en el 89 que no encontró rematador. El Mirandés lo intentó con centros de Nico Serrano desde el perfil izquierdo, pero el Granada se mostraba firme atrás y el marcador no se movió.

Con esta derrota el Mirandés no sale del último puesto que ocupa en la clasificación y una preocupante estadística de dos puntos de 18 posibles en los primeros 6 partidos de liga.

Ficha técnica:

Granada CF: André Ferreira; Ricard, Miguel Rubio, Ignasi Miquel (Víctor Díaz, 12’), Quini; Bodiger, Víctor Meseguer (Petrovic, 62’); Puertas (Bryan Zaragoza, 62’), Perea (Jorge Molina, 45’), Uzuni; y Callejón (Arezo, 90+2’).

CD Mirandés: Alfonso Herrero; Raúl Parra, Raúl Navas, Michelis, Salinas; Juanlu (Javi Serrano, 63’), Prados (Jofre 63’), Oriol Rey; Pinchi, Marcos Paulo y Raúl García.

Goles: 1-0: Uzuni, min. 43; 1-1: Raúl García, min. 49; 2-1: Uzuni, min. 76.

Árbitro: Rafael Sánchez López, del comité murciano. Amonestó a los locales Meseguer, Ricard, Uzuni y Callejón, así como a los visitantes Prados y Salinas. Expulsó al visitante Jofre.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la sexta jornada de Liga en Segunda División, disputado en el estadio Nuevo Los Cármenes, ante 15.006 espectadores.