Sin coger aliento tras concluir La Vuelta, el equipo Burgos BH afronta desde este martes las cinco etapas del Skoda Tour de Luxemburgo. Una cita que es tradición para el equipo morado y donde espera dejarse ver en los finales al esprint que propone el recorrido.

Etapas largas y recorridos siempre con una parte decisiva complicada, en la que colocación y fuerza son factores necesarios para poder estar en la pelea. Así empezará y concluirá una prueba que tendrá en su tercera jornada una etapa de montaña con cuatro cotas puntuables de máxima categoría. La oportunidad para definir la general, como también lo hará la contrarreloj de 26 kilómetros en la víspera del último parcial.

Con este panorama, la necesidad de un bloque heterogéneo, que ofrezca posibilidades en todos los terrenos y garantice el protagonismo, se convierte en la base para lograr el éxito en Luxemburgo.

Velocidad con Manuel Peñalver y Óscar Pelegrí, fortaleza en terrenos complicados con Ángel Fuentes, Juan Antonio López-Cózar o la siempre importante aportación de Gabriel Muller y Felipe Orts, que sigue puliendo su preparación para el ciclocrós, serán protagonistas en la competición.

Alexis Gandía: “El equipo afronta esta carrera con mucha motivación. Hablamos de una competición muy abierta, con repechos en las zonas finales y que siempre dan un margen a los valientes. Llevamos un equipo equilibrado, teniendo esto muy en cuenta, con ciclistas para la general como Juan Antonio López-Cózar, mientras que Manuel Peñalver será el encargado de disputar las llegadas masivas. Completamos la alineación con ciclistas polivalentes que darán muchas alternativas como Ángel Fuentes, Gabriel Muller y Óscar Pelegrí además de Felipe Orts que viene de preparar la temporada de ciclocrós y también llegará en un buen momento”.