Dani Navarro protagonizó la fuga en la primera parte de la jornada decisiva. Una etapa por la Sierra de Guadarrama en la que volvieron a ganar los favoritos y Evenepoel (QuickStep) certificó su triunfo absoluto.

Dani Navarro en la fuga de la jornada. Foto: Luis Angel Gomez/SprintCyclingAgency.

Era la última oportunidad para el Burgos BH de dejarse ver. Y Dani Navarro lo sabía. Por eso, se marchó junto a cuatro ciclistas en la primera ascensión a Navacerrada. El tiempo ganado le sirvió después para integrarse en un numeroso grupo perseguidor, que se seleccionó en Canencia y Morcuera sin opción para Navarro.

Un balance muy positivo en cualquier caso, con José Manuel Díaz Gallego y Óscar Cabedo llegando a meta para defender la 22ª posición en la general y el 12º puesto en la clasificación por equipos. Un resultado gracias al esfuerzo de todos y que reconoce el buen papel del Burgos BH en La Vuelta.

El director deportivo del Burgos BH, Rubén Pérez, manifestaba que: “Hemos hecho una Vuelta a España impresionante. Hemos mostrado nuestra valentía y combatividad desde el principio de la carrera. Fueron muchos los contratiempos en Holanda, supimos darles la vuelta; luego vimos la cara y la cruz con el maillot de la montaña de Victor Langellotti y su abandono por caída… Pero aún así hemos dado un gran nivel estando casi todos los días en la escapada, la 12ª posición por equipos, ser el mejor conjunto Continental Profesional tanto en la general individual como en la general de escuadras… Tiene mucho merito, hemos mostrado mucha madurez y es para estar contentos. Tal vez la pena es no haber podido contar con Peñalver, que seguro nos hubiera dado aún más juego”.