El técnico del Burgos CF se muestra satisfecho con el trabajo de sus jugadores y valora la buena dinámica en este inicio liguero.

El entrenador del Burgos CF, Julián Calero, hacía valoración de lo que había supuesto el tercer empate de la temporada ante el Real Oviedo, en un partido donde según el técnico burgalesista, cualquiera podría haberse llevado el encuentro: “En la primera parte hemos sido superiores, hemos ganado disputas, no les hemos dejado apenas contraatacar, y creo que en esa primera parte podíamos haber abierto hueco en el marcador y luego hubiera sido mucho más llevadero el partido, pero ellos son un buen equipo, en la segunda parte se ha igualado y ha podido caer para cualquiera de los dos, aunque creo que en el cómputo global nosotros hemos sido mejores, pero eso no vale en el fútbol, lo que sirve es ganar.”

El cuadro blanquinegro continúa con la portería imbatida e invicto esta temporada, aunque Calero afirma no ser su intención: “Yo hoy hubiera cambiado encajar goles por los tres puntos, esto de no encajar goles está muy bien y llevamos cinco partidos así, es un hito y no es que nosotros busquemos esta situación, sino que en los partidos hacemos una serie de cosas que nos llevan a esta situaciones”.

Por otro lado, el técnico ha alagado el buen ambiente que se ha vivido en El Plantío: “Ha sido un partido bonito, muy entretenido, creo que las dos aficiones han disfrutado, pero ha faltado la guinda del gol y no será porque no lo hayamos intentado”.

Además, Calero ha valorado de forma positiva el estilo de juego que arrastra el equipo en casa, y confía en que esta mentalidad se traslade lejos de El Plantío: “Esta es la dinámica que queremos y con ella seguro que ganaremos más, pero vamos a ver si somos capaces de dar continuidad a este juego tanto en casa como fuera.”

Sobre objetivos que van más allá de la permanencia, el técnico burgalés lo dejaba claro: “Nosotros en esta fiesta del playoff no estamos invitados, nos hemos colado ahora en el inicio de la fiesta, sabemos que la seguridad nos va a terminar echando, pero nosotros ahora vanos a disfrutar y a seguir haciendo las cosas bien”

El empate en el marcador dejó con mejor sabor de boca al cuadro asturiano que al Burgos CF, algo que Calero ha percibido como una señal de respeto: “Veo al equipo entero, me gusta que el Oviedo haya celebrado el empate como lo ha hecho, porque ello significa que valoran al Burgos y que somos un equipo muy respetado”.

Por último, sobre la incertidumbre generada por la posible mano dentro del área que fue revisada por el VAR en el tiempo añadido, Calero afirma respetar al equipo arbitral, porque es “la más difícil de las labores, pero creo que es necesario esclarecer este tipo de decisiones para evitar esas dudas que nos entran a todos. Aún así, me quedo con el trabajo, el compañerismo, la disputa, la lucha y el desgaste que ha dado mi equipo hasta el último segundo”.