No ha encajado ni un solo gol en los cuatro partidos de liga disputados hasta el momento.

José Antonio Caro, artífice de la buena marcha del Burgos.- Foto: LaLiga

Con el gol marcado por el Real Oviedo al Levante en el último partido de la jornada, ayer lunes, tan solo el Burgos queda como equipo imbatido en la Liga Smarbank.

El conjunto blanquinegro no ha encajado ningún gol en los cuatro partidos de competición liguera disputados hasta el momento. Venció por 1-0 al Málaga en la primera jornada, empató a cero sus dos siguientes compromisos fuera de El Plantío, ante el Albacete y el Sporting de Gijón, y volvió a ganar en su último compromiso frente al Cartagena por 1-0 en El Plantío.

La pretemporada del Burgos ya apuntaba a que iba a ser muy complicado hacerle goles. Su buena defensa del pasado año, renovada por Michu, ya aportaba buenos resultados. Y como si de una premonición se tratara, en la competición liguera, de momento, el Burgos no sabe lo que es encajar ni un solo gol.

Un mérito que, como apuntaba el técnico, Julián Calero en su última rueda de prensa, es compartido, tanto por la buena defensa que está demostrando el equipo, como por el guardameta, José Antonio Caro, que ha realizado brillantes intervenciones, que han impedido el gol de los rivales en los encuentros disputados hasta ahora.

Una situación que, además, ha propiciado, que el Burgos sea el conjunto que, con menos goles, únicamente 2, haya conseguido más puntos, un total de 8. Lo cierto es que no se puede rentabilizar más cada gol que como lo hace el equipo castellano.

EN ESPAÑA Y EN EUROPA

Junto al Villarreal, es el único equipo de Primera y Segunda en las 5 grandes ligas europeas que no ha encajado ni un solo gol en la temporada 22/23. Son ya cuatro las fechas que se llevan disputadas en todas las grandes ligas europeas y son varios los equipos que aún no conocen la derrota. Pero solo unos pocos pueden hablar de dejar la portería a cero en todos los partidos que han disputado.Junto al Villarreal, el Burgos Club de Fútbol es el único equipo de Primera y Segunda en las cinco grandes ligas europeas que no ha encajado ni un solo gol en la temporada 22/23. Solo el submarino amarillo, en LaLiga Santander, iguala las prestaciones defensivas del equipo burgalés.

La rentabilidad que el Burgos está sacando por dejar la portería a cero viene implícitamente relacionada con la eficacia en los goles a favor. Solo dos tantos han conseguido realizar los jugadores blanquinegros. Álex Bermejo de penalti ante el Cartagena y Artola en la primera jornada también en El Plantío, pero en este caso contra el Málaga.

El Burgos ha dibujado una eficiencia máxima a cada tanto que ha marcado. Ningún conjunto de las dos primeras categorías en las principales ligas europeas ha llegado a la cuarta jornada con 2 goles anotados y 8 puntos sumados.Todo un hito.

El único equipo con dos goles y más puntos es el Preston North End de la Championship inglesa: 11 puntos en 8 jornadas -en la jornada 4 acumulaba 6 puntos con 1 gol-.

Uno de los artífices de tan importante gesta es el portero del conjunto blanquinegro, José Antonio Caro. Sus paradas ante Málaga, Albacete, Sporting y Cartagena en el último partido fueron vitales para que el Burgos se llevase los tres puntos. Una fortaleza defensiva que ha permitido que junto al Villarreal sean los dos únicos equipos que no han encajado ningún gol en Primera y Segunda División de las cinco grandes ligas europeas.

SIN OBSESIÓN POR EL GOL

De momento el Burgos está basando su fortaleza y buen comienzo liguero, en su buena defensa y lo que supone no encajar goles. Esperamos que esta situación, positiva en origen, no le pese cuando llegue el primer gol, que algún día llegará. Por eso conviene también no obsesionarse demasiado con este tipo de primeros puestos, porque hemos visto a varios equipos que, llevados, por esta sequía goleadora, llegaron a obsesionarse demasiado con la imbatibilidad y cuando llegó el gol en contra, dieron un bajón en su rendimiento, quizá por considerar, que la buena racha se había acabado, cuando el fútbol es otra cosa, es mucho más que evitar recibir goles, porque de los empates, no se vive. Y eso lo sabemos muy bien.

Por lo tanto el Burgos debe estar preparado para no hacer ningún drama cuando llegue el primer gol y saber dar un paso adelante, para incluso darle la vuelta al marcador. Nada de venirse abajo con el marcador en contra, cuando eso se produzca. Esperamos que las nuevas incorporaciones de última hora, como Mourad y Curro, contribuyan a ello.