En apenas cuatro días concluye el plazo para incorporar nuevos jugadores y el equipo blanquinegro está pendiente del fichaje de dos delanteros y un mediocentro.

Calero y Michu, los artífices del actual Burgos CF.- Foto: Burgosdeporte

l

El tiempo se agota. Llega la hora de la verdad en cuanto a los fichajes del Burgos CF para la actual temporada y la composición definitiva del equipo. Tras un verano de incertidumbres y escasos movimientos en cuanto a la incorporación de nuevos jugadores, llega el momento definitivo, porque el jueves día 1 a las 23:59 concluye el periodo establecido para que los clubes puedan fichar y hay algunos equipos como el Burgos que están muy necesitados para cubrir puestos importantes en sus plantillas. La cuenta atrás ha comenzado.

La situación ya estaba vaticinada desde hace semanas. El director deportivo del Burgos, Miguel Pérez “Michu” no ocultó que posiblemente hubiera que esperar al último día, quizá a las últimas horas, para culminar las incorporaciones, con el convencimiento de que la espera y paciencia eran necesarias para conseguir los futbolistas que realmente el equipo necesita, lo demás hubiera sido fichar por fichar, sin garantías de mejorar la calidad que el equipo blanquinegro ya tiene con sus actuales jugadores. Ese era el objetivo y el reto de la larga espera que, para algunos aficionados, sembraba de incertidumbre el futuro y provocaba tener que comenzar la temporada sin el equipo hecho y con riesgos importantes.

Sin embargo la temporada ha comenzado y el Burgos ha respondido bien, como un equipo maduro, renovado en sus puestos clave de defensa, que atesora la experiencia de la temporada pasada, y que ha permitido en la pretemporada competir con equipos de igual o superior categoría, logrando buenos resultados, tan solo una derrota ante Osasuna de Primera División. Pero además el equipo blanquinegro, del que nadie oculta que existen importantes carencias, ha logrado sumar 5 puntos en las tres primeras jornadas de liga, sin encajar ningún gol, gracias a la magnífica aportación del guardameta Caro, y actualmente en la mitad superior de la tabla clasificatoria.

Pero está claro, y sería engañarnos a nosotros mismos, que el Burgos, aunque las cosas le vayan bien, no está construido, y necesita con urgencia incorporar potencia a su delantera, con dos jugadores y fortalecer el centro del campo con un jugador mediocentro. Esos son, en mínimos, las necesidades reconocidas desde el propio cuerpo técnico.

Este es el momento clave de las incorporaciones necesarias y de terminar de conformar el equipo. Pero haber llegado hasta el final del periodo permitido de incorporaciones supone afrontar temerosos riesgos. Aunque según el director deportivo, el Burgos está bien posicionado para atraer a los jugadores de calidad que necesita en el mercado, y además de contar con el dato a favor de las tres primeras jornadas en las que el equipo ha dado buena imagen, lo que puede suponer un impulso más para que algunos jugadores se decanten por el club blanquinegro, la situación no es ni mucho menos fácil.

Al igual que el Burgos, otros clubes, van a plantear sus batallas por conseguir los mejores jugadores que estén dispuestos a moverse de equipo, y al final, da la impresión de que en las próximas horas, el mercado de jugadores puede convertirse en una ruleta rusa, donde la bola no se queda en el hueco del número que buscamos, y hay que recurrir a otro número y a otro color, pero ya no sería lo mismo, y en el peor de los casos, si las tres tiradas salen fallidas, nos podemos encontrar con un problemón de gran calibre, al menos hasta el mercado de invierno, que suele ser otra lotería como la de Navidad.

Pero ya no cabe sino esperar y que la suerte nos acompañe, que las circunstancias permitan que la apuesta de la dirección deportiva se haga realidad, porque todos estamos convencidos de que este Burgos CF, con los tres refuerzos necesarios, puede ser un equipo idóneo para lograr cómodamente el objetivo de la permanencia, y quien sabe si algo más. Pero, como en todo en la vida, hay que contar con un poco de suerte en los momentos clave y estamos en uno de ellos.

Suerte Burgos.