El conjunto andaluz fue superior en Anduva a su rival que necesita ya sumar de tres en tres tras contar con solo un punto en la clasificación.

Fotos: LaLiga

El Mirandés pagó los platos rotos de la crisis del Málaga. El equipo rojillo se encontró con un rival que desde el primer minuto tenía claro que solo le valía la victoria y que llegaba Anduva para paliar la crisis que el equipo malagueño arrastraba tras comenzar la temporada con sendas derrotas, ante el Burgos y Las Palmas. En Anduva el Málaga fue superior a un Mirandés que no tuvo la inspiración ni creatividad de otros partidos y que cuando pudo tener alguna opción, al acortar distancias en la segunda parte merced a un penalti, pronto se encontró con el 1-3 que dejaba el partido resuelto.

El Málaga salió mejor al partido que el Mirandés, el cuadro blanquiazul pudo inaugurar el marcador a los tres segundos, nada más sacar de centro. Fran Sol encontró en carrera a Febas, que se plantó solo delante de Ramón Juan tras ganar la espalda a la zaga rojilla. Sin embargo, su remate se escapó desviado a la izquierda del marco. 

Guede tuvo pronto el primer contratiempo. Tuvo que asumir un cambio tempranero por la lesión de Ramalho. Luis Muñoz entró en su sustitución, retrasando la posición de Genaro para ubicarse en el centro de la defensa. Los visitantes se encontraban cómodos sobre el césped. Fran Sol probó fortuna desde 25 metros y Ramón Juan voló para despejar a córner el lejano remate del atacante madrileño. Trató de reaccionar el cuadro jabato. Roberto López disparó por encima del travesaño, pero la respuesta fue inmediata. El meta mirandesista atajó por bajo la intentona de Febas desde la frontal y después desbarató el disparo de Javi Jiménez.

Hizo mucho daño el exjugador rojillo por banda izquierda hasta encontrar el premio del gol. El Málaga aprovechó un rápido contragolpe en el añadido de la primera mitad. Un defensor taponó el remate de Fran Sol, pero Javi Jiménez se hizo con el rechace para alojar el cuero en la red (0-1). Juanlu y Oriol Rey ingresaron al césped tras el descanso, tratando de cambiar el rumbo del partido para el Mirandés. Pero el bloque de Pablo Guede pisó el acelerador en busca del segundo. Juanfran se topó con la madera en un potente tiro cruzado. Dos minutos más tarde, el Málaga amplió la ventaja. Rubén Castro aprovechó la falta lateral botada por Álex Gallar para batir a Ramón Juan (0-2).

Al equipo rojillo no le quedaba otra que buscar la portería rival casi a la heroica. Nico Serrano tuvo en sus botas el gol, pero se entretuvo demasiado en el remate lo que propició que Genaro le terminase arrebatando el cuero. En una acción sin aparente peligro, los locales devolvieron la emoción al choque. Genaro derribó a Raúl en el pico del área y López Toca no dudó un instante en señalar la pena máxima. El propio delantero catalán marcó desde los once metros (1-2). Sin embargo, la alegría duró muy poco. Tras una pérdida de balón de Roberto López, Fran Sol hizo efectiva la contra para asestar el golpe definitivo (1-3). Lo intentó el Mirandés con más corazón que cabeza, pero la victoria se fue para Málaga.

Ficha Técnica:

Mirandés: Ramón Juan, Raúl Parra (Santos, 85′), Alex Martín, Michelis, Salinas, Prados, Manu García (Oriol Rey, 46′), Roberto López, Jofre Carreras (Juanlu, 46′), Nico Serrano (Nacho Castilla, 85′) y Raúl García.

Málaga: Manolo Reina; Juanfran, Ramalho (Luis Muñoz, 18′) (Jozabed, 45′), Juande, Javi Jiménez; Febas (Víctor Olmo, 85′), Escassi, Genaro, Álex Gallar (Pablo Hervías, 77′); Fran Sol (Chavarría, 85′) y Rubén Castro.

Goles: 0-1: (46′) Javi Jiménez.- 0-2: (51′) Rubén Castro.- 1-2: (73′) Raúl.- 1-3: (76′) Fran Sol

Árbitro: López Toca (comité cántabro)