(Fotografías: Sprint Cycling Agency)

Buen balance del Burgos BH en un día muy duro para todo el pelotón. La carrera afrontó una etapa marcada por la lluvia y en la que se acumuló la dureza de Brenes y la ascensión inédita a Pico Jano entre la niebla. Víctor Langellotti mantiene su liderato de la montaña mientras que Óscar Cabedo lo probó en la subida final a Pico Jano.

Sin presencia en la escapada, el papel de Víctor Langellotti fue vestir con orgullo un maillot de la montaña que mantiene. Óscar Cabedo buscó protagonismo con un ataque a falta de 7 kilómetros sin que los favoritos dieran margen. La nota negativa fue la caída de Ander Okamika en el descenso de Alisas, aunque pudo completar la jornada.

Víctor Langellotti mantiene el maillot de la montaña.

Óscar Cabedo: “Tenía buenas sensaciones, se ha movido la carrera en la subida final y he podido salir a rueda de un Bahrein. Pero venían muy rápido por detrás Evenepoel y el resto de favoritos, así que nos han cogido enseguida. Me he intentado agarrar a ellos pero he llegado vacío a los dos últimos kilómetros. Hemos hecho un buen final de etapa”.

Este viernes la carrera afronta una etapa entre Camargo y Cistierna que con 190 kilómetros volverá a exigir a los ciclistas sobre todo en San Glorio. Más de 20 kilómetros de subida pero lejos de meta. Un día en el que la fuga de nuevo puede tener sus opciones.